Cómo ahorrar tinta de impresora.

Ahorar en tinta

La duración, el uso y el precio de los cartuchos de tinta son los aspectos más importantes que forman parte del proceso de impresión. Por eso, es frecuente incluso que muchas personas desistan de utilizar su impresora y acudan a copisterías para realizar sus impresiones. Un gasto que a la larga resulta más caro para cualquier bolsillo que se precie.

Pero, ¿cómo ahorrar en la tinta de nuestra impresora? ¿Existe algún truco al respecto? Por supuesto que sí. De hecho son muchas las claves de las que podemos echar mano para ahorrar en este aspecto concreto.

 

Existen muchas posibilidades de ahorrar tinta en los equipos de impresión que se utilizan en el ámbito doméstico. De hecho, la gran mayoría de ellas no son conocidas por el gran público, motivo por el que es interesante hacer un repaso a cuáles son estas formas fáciles de ahorrar en un elemento que conlleva una inversión segura para todo hogar que se tercie.

Todos los usuarios de este tipo de aparatos presentan el mismo problema: el disparatado precio de los consumibles, tanto en el caso de los cartuchos de tinta, como de los toner de impresora láser. Es por ello que incluso en algunos casos hay clientes que optan por comprar una impresora nueva con cartuchos incluidos antes que buscar soluciones al recambio de cartuchos ya utilizados.

Sin embargo, hay alternativas a esta opción y a continuación os exponemos las formas concretas de ahorrar en tinta en la impresora del hogar.

  • Cambiar el tipo de fuente con la que escribimos.

Como segunda alternativa para ahorrar tinta destaca el cambio del tipo de fuente. Elige una tipografía económica. En Internet podemos optar a innumerables tipografías. Sin embargo, seleccionar aquel modelo que mejor nos funcione – bien por su ausencia de relleno, bordes o tamaño estándar- nos hará ahorrar el tinta sin que sacrifiquemos la calidad del documento. Una opción que puede ayudar a ahorrar al usuario hasta un 30% del consumo de su tinta. En esta línea, se debe optar por aquellas fuentes más económicas, como son Ecofont, Century gothic y Garamond.

Ecofont es una alternativa muy interesante en este sentido, sobre todo en el caso de los hogares. Ello se debe a que se trata de un tipo especial de fuente, que funciona tanto para Mac como para Windows y Linux.

Su mayor atractivo se encuentra en que está optimizada para mantener el consumo de la tinta lo más bajo posible. De hecho, sus responsables dicen que esta permite ahorrar al usuario hasta un 50% de la tinta de la impresora. ¿El motivo? la fuente Ecofont está diseñada exclusivamente para el ahorro de tinta. ya que sus letras escritas cuentan con una serie de pequeños agujeros, a la vista del lector imperceptible.

Lo mismo sucede con el tipo de letra Century Gothic, fuente que hace letras muy delgadas,  lo que permite ahorrar bastante en tinta, aunque no es precisamente lo más recomendable para textos largos, ya que puede cansar más la vista. Por último, la fuente Garamond, la más completa de todos, supone un ahorro en tinta frente a otros tipos, como Arial.

Ahorra tinta de tu impresora cambiando la tipografía

Hasta 370 millones de dólares en tinta podrían ahorrarse en EE.UU. si todas las publicaciones cambiasen la tipografía que suelen usar por una más económica.
Así lo demostró recientemente un estudiante de Pittsburgh de tan solo 14 años. Suvir, que así se llama, se dio cuenta de que en su nueva etapa escolar recibía muchas más fotocopias que en primaria y decidió analizar el gasto realizado y cómo reducirlo con la aplicación AP Fill Ink Coverage. En su estudio comparó las cuatro tipografías más utilizadas en su entorno: Garamond, Century Gothic, Comic Sans y Times New Roman; y llegó a la conclusión de que Garamond es la que utiliza menos cantidad de tinta.
El ahorro medio en tinta puede llegar nada menos que al 30% cambiando la tipografía algo a tener muy en cuenta no solo por parte de las administraciones públicas (donde además es difícil calcular el gasto puesto que no utilizan impresoras caseras), sino también por los particulares que podemos hacernos eco de estos interesantes estudios que, por cierto, no son algo nuevo. Ya hace años los diseñadores Matt Robinson y Tom Wrigglesworth evaluaron el gasto de tinta en varias fuentes tipográficas; para ello utilizaron bolígrafos normales con los que escribieron la palabra “sample” (ejemplo) en el estilo de cada una de las fuentes. Este fue el resultado:
tipografía para ahorro de tinta de la impresora quecartucho blog
tipografía para ahorro de tinta de la impresora quecartucho blog
Este estudio dejará un poco fríos a los diseñadores gráficos, eso sí, ya que su amada Helvética tan solo queda a mitad de la tabla.
De todas formas, si de ahorro hablamos, también contamos con fuentes tipográficas especialmente diseñadas para gastar menos tinta, como la EcoFont que tiene pequeños agujeros en su trazado para utilizar menos tinta en su impresión.
ecofont tipografía para ahorro de tinta de la impresora quecartucho blog
Y no es la única, recientemente una conocida cadena de papelerías de Reino Unido ha presentado una nueva tipografía que, según aseguran, permite un ahorro del 30% en tinta. Se llama Ryman Eco y ya ha sido descargada, gratuitamente, más de 4.000 veces.

En cualquier caso, nuestro consejo es tener en cuenta también cuál es el objetivo y el destinatario del documento que queramos imprimir para elegir la mejor tipografía en cuanto a criterios de calidad y legibilidad además del ahorro.
  • Drivers y el menú de impresión

Personaliza el menú de impresión. Aprender las funciones del menú de nuestra impresora y personalizarlas al margen de estado predeterminado nos ayuda a ahorrar en tinta. Seleccionar el modo sólo tinta negra o un cartucho concreto son algunos de los aspectos a tratar, aunque eso sí: la calidad de la impresión puede verse afectada.

En el aspecto de configuración de nuestra impresora debemos tener en cuenta de cargar los drivers correctos a cada impresora. Determinar los drivers correctos es una clave fundamental para ahorrar tinta. Así, lograrás una mejor conexión y te verás beneficiado por todas las funciones de fábrica. Una decisión con la que obtendrás el máximo beneficio de tu impresora.

Ahorrar tinta con la configuración de la impresoras
Lo que verás varía de impresora a impresora, pero casi siempre encontrarás las siguientes opciones:
  1. Calidad de impresión: hay que elegir “Borrador” o “Baja”
  2. Resolución: se mide en DPI. Cuanto más baja, menos tinta usas.
  3. Imprimir texto en negro: ideal para ahorrar color.
  4. Ahorro de tóner / cartucho: hay que dejarlo activado.

Fuente: Trucos ahorrar tinta

A continuación os linkamos con las webs más usuales donde podréis descargar vuestros drivers directamente de la casa. Recomendamos esta opción puesto que es la más segura para vuestra impresora y para vuestro ordenador, puesto que directamente de la marca fabricante no estaremos descargando también algún que otro virus o programa no deseado.

Brother: linka aquí

HP: linka aquí

Epson: linka aquí

Canon: linka aquí

Estas son las cuatro marcas más típicas de impresoras en nuestro país, si tu tienes una distinta ser singular no es un problema, pero asegúrate de buscar siempre el driver de tu impresora correctamente, y descargalo desde la web del fabricante.

  • Cuidado con lo que imprimimos

Otra de las formas de ahorrar en impresión es decir adiós a las cuestiones que suponen un uso exceso de la tinta de la impresora. ¿Cómo? Evitando aquellos errores que solo se pueden subsanar con una segunda impresión. Es decir, antes de mandar a imprimir un documento, comprobar varias veces los errores.

Para ello, se deben tener en cuenta tanto las cuestiones de gramática como los aspectos relacionados con la ortografía y el estilo. De este modo se llevan a cabo dos ahorros, el de la tinta de la impresora y el del papel de la impresión.

En la misma línea, es importante imprimir lo que es realmente necesario y que el usuario quiera. Antes de llevar a cabo una impresión el ordenador permite visualizar previamente aquello que se va a imprimir. Lo mismo sucede si se utilizan sitios web como Print with You Like, que te permite declinar los elementos superfluos del documento que vas a imprimir.

De igual modo, en el caso de los hogares la impresión de documentos puede llevarse a cabo en blanco y negro. Optar por el monocolor, aunque sabemos que esta opción no siempre es posible y declinar el uso del color es una forma muy interesante de ahorrar tinta. Pero en el caso de que esta opción no pueda llevarse a cabo, basta con comprar cartuchos de tinta más baratos, como es el caso de los reciclados, los cuales permiten al usuario poder imprimir a color sin necesidad de invertir una cifra mayor a la que esperan.

  • Imprimir lo que necesitas y cómo lo necesitas.

Imprime si realmente lo necesitas y como lo necesitas. Muchas de nuestras impresiones son por necesidad, pero es posible que las mismas no requieran ir a color. En otras ocasiones, lo que necesitamos es una única copia pero imprimimos varias “no sea que falle alguna”. Por este motivo es mejor ser precavido y decantarlos por impresiones de la calidad necesaria, en el formato necesario y, evidentemente, optando por el número correcto.

Seguro que puedes adaptar tus documentos fácilmente. Muchas veces lo que queremos es imprimir únicamente un texto de un conjunto de imágenes, o bien podemos reducir el número de páginas impresas seleccionando un tipo de letra más pequeña, siempre y cuando nuestra visión nos lo permita y sin dejarnos la vista en ello, es interesante optar por estos retoques, ya que la cantidad final de hojas que vamos a imprimir disminuye notablemente.

  • Comprar cartuchos reciclados o marca blanca.

El primero de estos pasos es optar por recargar los cartuchos en lugar de comprarlos. Y es que hoy en día no es necesario comprar nuevos cartuchos cada vez que se gasten los que se estén utilizando.TonerHogar3

Así, cada vez es mayor la oferta de cartuchos reciclados o reutilizados a los que los clientes pueden acceder, de todas las marcas y tintas originales, con una diferencia notable en el precio de estos, por lo que se convierte en una opción viable ya que estos locales especializados también venden a través de la red.

En paralelo, también se puede acceder a aquellos cartuchos de marca blanca, que pueden llegar a salir incluso por la mitad del precio de los cartuchos originales. Esta opción, además, también permite recargar los cartuchos, que también puede ser más barato en comparación con los oficiales.

  • Herramientas para ahorrar tinta y papel cuando imprimimos desde la web

Por trabajo o estudios nos vemos obligados muchas veces a imprimir documentos desde la web o incluso artículos de algún sitio determinado. Haciéndolo sin más, utilizando la función de imprimir del ordenador, en el trabajo impreso además de la información interesante tendremos los anuncios, cabeceras, enlaces y demás de la web desde la que hemos realizado la impresión. Algo que supone un gasto innecesario de tinta y papel y además un engorro porque dificulta la lectura de esa información, ¿verdad?

Por suerte hay varias herramientas disponibles para evitar esto y conseguir documentos finales limpios, concretos y menos costosos para el bolsillo y el medio ambiente.

  • Evernote clearly

Muchos de vosotros conoceréis Evernote, una aplicación que permite archivar páginas web para visitarlas posteriormente, clasificarlas, tomar notas y tener todo disponible con la sincronización para todos los dispositivos. Pues bien, esta aplicación cuenta con Evernote Clearly, una función que permite eliminar todo lo que no forma parte del texto o artículo y ajustar tipografía, tamaño de fuente, etc. para que la lectura sea lo más agradable posible.

Evernote clearly
  • PrintFriendly

Otra solución es PrintFriendly, una web a la que indicas la URL de la página que quieres imprimir y se encarga de eliminar espacios en blanco, márgenes, anuncios e incluso imágenes innecesarias. Afirman que pueden facilitar hasta un 70% de ahorro en la impresión.

En este vídeo vemos cómo funciona:

 

  • PrintWhatYouLike

Una tercera aplicación es PrintWhatYouLikede funcionamiento muy similar a la anterior y que permite la descarga de una extensión para el navegador y facilitar así su uso. En este vídeo nos explican cómo utilizar también sus opciones de edición de texto:

Las tres posibilidades son gratuitas y todas ellas consiguen lo que tanto queremos: ahorrar tinta y papel en nuestras impresiones.

  • Decálogo final de trucos a implantar desde ya

Uno de los principales gastos en una oficina o en ocasiones de los estudiantes es el de la tinta para la impresora. Hoy compartimos con vosotros 10 consejos para que podáis reducir este gasto en la medida de lo posible:

  1.  El primero y más básico es tener muy claro si realmente necesitamos imprimir. Puede que algún documento nos dé servicio igual sin necesidad de imprimirlo. Es sabido que en muchas ocasiones imprimimos documentos a los que después vamos a dar poco o ningún uso, pensar antes de imprimir nos permitirá ahorrar tinta y también ayudar al medio ambiente. Si lo que quieres es leer un documento de forma cómoda puedes hacerlo en tu tableta o libro electrónico.
  2.  Imprimir los documentos poco importantes o de uso particular en modo “borrador” o escala de grises e incluso bajar la resolución. No utilices la tinta de color a no ser que sea necesario, ya que es la más cara.
  3.  Utilizar programas o aplicaciones que eliminan los contenidos innecesarios cuando queremos imprimir desde Internet directamente. Como los tres comentados en el artículo anterior.
  4.  Optar por el uso de tipografías que pueden permitir el ahorro de tinta por carecer de relleno o tener un tamaño moderado. Te las presentamos antes, si puedes y te gusta descargarte Ecofont, sino utiliza Garamond por ejemplo.
  5.  Si la vista no nos falla todavía, también podemos reducir el tamaño de letra, incluso para imprimir dos páginas en una misma hora; de este modo ahorramos papel además de tinta.
  6. Usar los drivers oficiales de la impresora para obtener una mejor conexión y sacarle el máximo partido.
  7.  Otra opción es instalar programas específicos como InkSaver o EcoPrint2 que sirven de intermediarios con la impresora y permiten elegir el porcentaje de tinta que se quiere ahorrar en cada impresión y asegurando la máxima calidad final posible.
  8. Algunas impresoras tienen entre sus opciones de configuración una de “ahorro de tóner o cartucho”, tenla siempre marcada.
  9. Debemos invertir tiempo en el mantenimiento de la impresora, haciendo revisiones de calibración y alineación para evitar copias de más y limpiar los cabezales de forma regular en las impresoras de inyección de tinta.
  10. Comprar cartuchos de tinta compatibles en QueCartucho, donde aseguramos la mejor calidad al mejor precio y puedes ahorrar hasta un 80% en los costes de impresión.  😀

 

1 Trackback / Pingback

  1. Imprimir los contenidos de Internet costaría 9.000 millones de euros

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*