Cartuchos de tinta originales

Hoy vamos a hablar sobre los cartuchos de tinta originales y su importancia para asegurar calidad de impresión, el máximo aprovechamiento del consumible y el buen funcionamiento de una impresora por tiempo prolongado.

También hablaremos sobre sus principales enemigos: los cartuchos compatibles y genéricos, y cuáles son las diferencias entre cada uno de ellos. ¿Quieres saber más detalles sobre el tema? Pues no pierdas más tiempo y echa un vistazo a esta guía.

¿Qué son los cartuchos originales de tinta?

Los cartuchos de tinta originales son aquellos fabricados y comercializados precisamente por la compañía creadora de una impresora en cuestión. Una marca es capaz de generar tinta compatible con varios de sus modelos, por lo que el consumible de una Epson WorkForce funcionará a la perfección en una Epson 502.

Sin embargo, puede haber muchísimas diferencias entre tóner de diferentes empresas o sellos, razón por lo que seguramente la fórmula de un consumible original de Epson no servirá en un equipo de impresión Brother, Canon o HP.

Es que cada compañía ha empleado su propia tecnología y protocolos durante el proceso de fabricación, con la intención de diferenciarse entre ellas e imponer su producto en el mercado, para ganar la preferencia del público.

Principales ventajas

Hay que tener en cuenta que en el mercado existen cartuchos compatibles Premium que ofrecen calidad fiabilidad, numero de paginas y colores de las impresiones igual y superiores al original.

La información detallada es haciendo una media de los compatibles del mercado, si compras producto compatible ColorPremium en nuestra web veras que no se corresponde con las diferencias que aquí estábamos indicando.

Comprar un cartucho de tinta original garantiza una serie de ventajas comparativas, las cuales conoceremos a continuación.

  • Mejor aprovechamiento: Un cartucho original garantiza el máximo aprovechamiento y resultados positivos desde la primera hasta la última impresión. Los modelos compatibles, no originales o recargados generan errores cuando el envase está cerca de agotarse.
  • Reducción de gasto de tinta: No tendrás que repetir una impresión por manchas, derrame de tinta o atasco, reduciendo gastos en papel y tinta.
  • Menor gasto en mantenimiento: Los cartuchos originales reducen considerablemente cualquier posibilidad de desperfecto de la impresora por derrame de tinta. De esta manera evitas llamar a un técnico y destinar dinero a mantenimientos o reparaciones innecesarias.
  • Informan sobre la cantidad de tinta en el envase: A través del chip de un envase original de tinta se notifica al usuario de la cantidad de tóner acumulado y cuánto falta para terminarse. Así podrás hacer recambios antes que quede completamente vacío el cartucho de tinta.
  • Reciclables: Un cartucho original puede ser reciclado por la compañía fabricante y usado para la fabricación de más tinta. Si definitivamente está deteriorado para reusarse, la compañía emplea métodos de destrucción amigables con el medio ambiente. Si te suscribes al programa de reciclaje, recogerán los envases en casa.
  • Mayor definición: La calidad es un elemento imprescindible que cualquier usuario sabrá agradecer. Los textos o imágenes quedarán fijados en papel por mucho mayor tiempo aun cuando estén sometidos a la intemperie, garantizando legibilidad y una mejor visualización.
  • Secado rápido: Uno de los beneficios más notables es la posibilidad de secado rápido, evitando manchas de tinta en el papel y en las manos al momento de manipular la impresión.
  • Garantías: Los cartuchos originales debidamente identificado con sello de fabricante disponen de garantías desde el momento de la compra hasta que se agote la tinta. En caso de algún inconveniente, puedes acudir hasta la compañía para hacer la reclamación, solicitar cambio de producto o la devolución del dinero.
  • No se secan: Ocurre porque están perfectamente sellados. Pueden durar hasta 12 semanas o más en su estado líquido. Cuando un cartucho es recargado, quedan poros o fisuras que facilitan el secado rápido de la tinta.

¿Por qué elegir cartuchos de tinta originales hp?

¿Qué son los tóner OEM?

¿A qué hacemos referencia cuando hablamos de tóner OEM? Las siglas obedecen a los consumibles fabricados por la compañía de la impresora con la que cuenta un usuario. Básicamente, es tinta láser original que, siendo producida por una Brother o HP, corresponde a exclusivamente a equipos de esas marcas.

Garantiza un nivel de calidad de impresión, al ser fabricado siguiendo los más altos estándares de calidad, siendo sumamente efectivos en trabajos domésticos, oficinas y hasta para impresiones de alta gama usadas para marketing digital.

Los tóner OEM (también conocidos como originales) ofrecen a sus usuarios un nivel muy bajo de error, lo que resulta satisfactorio para la tranquilidad y el bolsillo de cualquier cliente porque evitar pérdida innecesaria de tinta, papel y otros recursos.

¿Cómo identificar un tóner OEM?

Un tóner OEM puede ser identificado fácilmente. La primera señal es la etiqueta con su marca que una compañía fabricante determinada coloca en el producto o envase para ser vendida a sus clientes, ya sea otras empresas o a particulares.

Entender esto es sumamente sencillo. Es decir, que si una fabricante determinada vende alguno de sus modelos de impresora, de igual forma lo hace con los cartuchos de tinta completamente nuevos que va a utilizar el equipo.

¿Por qué es importante comprar un cartucho OEM?

Seguramente muchas personas están haciéndose esta misma pregunta, tomando en cuenta que un cartucho de tinta compatible o recargado resulta ser mucho más barato que los originales.

Si bien la tinta de impresión resulta ser uno de los líquidos más caros del planeta, razón por la que muchos han optado por llamarle “Sangre de Unicornio”, el valor por el que vas a adquirir los cartuchos originales compensará de alguna manera el ahorro de dinero y esfuerzo por concepto de mantenimiento y otros servicios que generan los consumibles no originales con cierta frecuencia.

Adicionalmente, el tóner original u OEM garantiza a la impresora tiempo de vida útil prolongado y una mejor calidad de impresión. Tampoco ensuciará la parte interna del equipo con residuos de tinta derramada, aportando mayor satisfacción y menos dolores de cabeza.

Diferencias entre consumibles originales y genéricos

Por su puesto que actualmente existen muchísimas diferencias entre un consumible original y uno genérico, y hoy descubriremos cuales son:

  • La diferencia más notable entre ambos cartuchos de tinta es el precio. Por ser fabricado por la compañía de nuestra impresora, el valor real del producto original es notablemente superior que el del recargado. Esta variable es lo que hace que el usuario decante por el modelo compatible o cartuchos reciclado, desconociendo muchas de las desventajas de usar este tipo de cartucho.
  • Los modelos originales no desperdician tinta por derrames o manchas. En cambio, hay hasta un 50 % de probabilidad que un producto genérico tenga un consumo indirecto de tinta, haciendo que gastes más dinero en reparaciones de equipos y en recambios de tóner en periodos muy cortos de tiempo.
  • La calidad de impresión es más que evidente cuando se trata de un cartucho original, reduciendo el número de copias por error o manchas durante la impresión. Originalmente, los productos imitación merman un poco en calidad y los resultados podrían ser desastrosos al imprimir documentos manchados, lo que podría ocasionar repeticiones innecesarias que, a su vez, generan gastos de tinta y papel.
  • Un consumible imitación registra hasta 4 veces más problemas que los modelos originales, lo que conlleva a daños permanentes en la máquina.
  • Las tintas originales cuentan con garantía, la cual comienza a correr desde el mismo momento de la compra del producto hasta la última impresión. Las tintas compatibles no cuentan con este beneficio, lo que representa una gran desventaja para los usuarios.
  • Los cartuchos originales son producidos según estrictos protocolos de calidad, los cuales son implementados por las compañías fabricantes de renombre. La intención es que funcionen en completa armonía con la impresora. Pero también destacan por el apego a normas medioambientales, indispensables para la preservación del planeta, sobre todo ahora cuando el calentamiento global amenaza la estabilidad del ecosistema. Si bien los consumibles genéricos son creados siguiendo ciertas reglas, las empresas que las producen no están obligadas a cumplir con un protocolo estricto de calidad.

Cartuchos originales vs compatibles. ¿Cuál de los dos elegir?

La calidad de impresión de los cartuchos originales es muy superior al de cartuchos compatibles, genéricos o imitación. Y eso ya lo hemos dicho varias veces. Pero las industrias encargadas de producir tóner imitación o compatibles han enfocado tiempo y esfuerzo para reducir la brecha en cuanto a calidad.

Si tomas en cuenta el precio como único factor para decidir entre ambos productos, lo más probable es que termines por decantar por un cartucho de impresión genérico, cuyo precio es notablemente inferior al de un OEM.

Pero al respecto hay que tomar en consideración un elemento imprescindible y es la aparición de los cartuchos genéricos XL, los cuales son más baratos que un modelo original, más costosos que un modelo genérico o compatible, pero aportan resultados de calidad.

Las compañías de renombre como Brother, Epson y HP han aplicado tecnología de alta gama para lograr que sus consumibles ofrezcan un mejor color, brillo y nitidez, para que los resultandos sean superiores a los de la imitación. Considerante este punto, los OEM son definitivamente la mejor opción.

En la actualidad existen cartuchos genéricos de varios tipos. Están los Premium, Clase A, Clase B y Clase C. Los Clase C son los que por lo general presentan el mayor número de dificultades o problemas a la hora de imprimir. Por su puesto que son mucho menos costosos que los demás.

Los Premium son modelos genéricos de gran calidad, pero obviamente un original siempre será mucho mejor.

Definitivamente, tu elección va a depender del uso que quieras dar al producto y de la cantidad de dinero que dispongas para la compra.

Y aunque sea mucho más caro, lo más importante es dar el salto y apostar siempre por el cartucho original, pues además minimizas cualquier posibilidad de daños de equipos y a la larga te saldrá más barato.

Puede que también te interese leer este articulo:

Diferencia entre cartuchos de tinta OEM y cartuchos compatibles

¿Qué problemas puede generar un cartucho no original?

Aunque diversas compañías trabajan para que las tintas no originales puedan igualar en calidad a las tintas de alta gama, su uso aún representa un riesgo latente y aquí te diremos cuáles son:

  1. Calidad de impresión menor

Ya hemos hecho referencia a este apartado, pero lo cierto del caso es que el uso de cartuchos no compatibles resta calidad al producto final. Derrames, manchas en hojas, menos brillo y nitidez pueden ser solo algunos de los efectos indeseados de un tóner genérico.

Pero, ¿cuál es la razón lógica por la que este producto no garantiza un resultado óptimo? Sencillo y es que las fabricantes utilizan ingredientes de baja calidad para la producción de tinta, con la intención de disminuir costos.

  1. Desgaste de cabezales

Usar tintas de muy baja calidad podría generar desgastes en algunas zonas como los cabezales de los cartuchos, lo que de seguro ocasionará daños en el contenedor del producto.

Si el contenedor se daña o se rompe podría ser verdaderamente desastroso, ya que tendrás que lidiar con el derrame de tinta que alcanzaría partes internas como el circuito hasta dañarlos.

  1. Bajo nivel de eficiencia

Es una de las consecuencias más obvias que deja el uso de cartuchos de tinta genéricos. Verás impresiones menos eficientes, sobre todo durante tiempos prolongados. Generalmente se debe a la expulsión irregular de chorros de tinta.

De esta manera, gastarás más dinero en reposición de cartucho durante un lapso corto de tiempo.

  1. Poca compatibilidad entre software y hardware

Si empleas un consumible no original lo más probable es que no sea compatible con el software de la impresora. Por su puesto que esto genera otros inconvenientes como la falta de control del nivel de tinta.

Jamás sabrás qué cantidad has usado y cuánto falta para que el cartucho esté completamente vacío. Esta información es importante para hacer cambios a tiempo y evitar la molestia de quedarte sin tóner en el momento menos oportuno.

Otra de las consecuencias es que será difícil (tal vez imposible) ajustar el tipo de impresión o configurar la calidad de la misma.

  1. Eliminación de garantías de la máquina impresora

Se trata de una de los efectos más graves tras el uso de un cartucho no compatible de tinta. La mayoría de las marcas podrían eliminar garantías por uso de productos compatibles o genéricos, no fabricados con su mismo sello.

En tal sentido, la fabricante de la impresora no se haría responsable por los daños ocasionados al sistema por el uso de tóner de imitación. Si tu máquina falla por esta razón, lo más seguro es que desestime cualquier reparación o cambio del producto.

¿Por qué una impresora no puede reconocer un cartucho compatible?

La mayoría de las impresoras son capaces de reconocer los cartuchos compatibles, aunque su uso podría generar inconvenientes a mediano o largo plazo. Pero, ¿qué pasa cuando no lo reconoce de buenas a primera? Aquí algunas causas probables.

  1. Mal colocación del cartucho

Suele suceder y con mucha frecuencia. Pero la explicación es que tal vez el usuario haya olvidado retirar el sello que une los inyectores a la máquina de impresión.

Para que esto no te suceda, asegúrate de retirar muy bien el sello protector y de empujar el envase en el lugar indicado hasta que termines por escuchar un sonido lo más parecido posible a un click.

  1. Chip estropeado o sucio

Ocurre regularmente cuando el cartucho de tinta es genérico, aunque se han reportado casos con modelos originales. Si el chip está deteriorado, seguramente la impresora no hará el reconocimiento.

Pero también pasa cuando está sucio. ¿Qué debes hacer? Si este es tu caso, entonces limpia con un algodón y listo, tu impresora estará en funcionamiento en pocos minutos.

  1. Envase en muy mal estado

Si ninguno de los elementos anteriores es responsable porque la impresora no reconozca el cartucho es porque quizá el problema es el envase. Sí, un cartucho estropeado es más común de lo que se piensa.

Revisa con mucho cuidado y cerciórate de que no esté hinchado o evaporado por su exposición al sol. Si es el caso, entonces haz el cambio o exige la devolución inmediata de tu dinero.

  1. Inconvenientes con la impresora

Su haz comprobado que el cartucho no es el que está generando inconvenientes, es momento de verificar si se trata de la propia impresora que no quiere reconocer el cartucho.

De ser así, entonces busca la ayuda de un profesional para que haga un análisis exhaustivo y haga las correcciones a las que haya lugar.

Conclusión

Los cartuchos de tinta originales y genéricos han estado en constante pugna durante los últimos años por convertirse en líder indiscutible del mercado. Claro que hay diferencias marcados entre ambos productos, los cuales harán que tomes una decisión.

Los modelos originales son los fabricados por las compañías de la impresora que estás usando, mientras que los genéricos o compatibles son hechos por terceros para abaratar costos.

Si bien lo ideal es usar tinta de calidad para ganar efectividad y evitar daños en la máquina, las imitaciones han ganado terreno porque además de ser baratas han estado en evolución constante para reducir riesgos.

En definitiva, eres tú quién elige cuál de los dos productos comprar. ¿Original o genérico?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *