Qué hacer cuando la impresora no imprime bien

¿Tu impresora imprime fatal? Te damos soluciones para que imprima bien.

Parece que algunas impresoras tienen una especie de cerebro maligno en el espacio que queda entre el alimentador de hojas y la bandeja de salida: siempre comienzan a imprimir mal —o directamente a dejar de imprimir— justo cuando más las necesitas. Parece que saben cuándo vas con el tiempo justo para entregar un trabajo o para obtener el extracto de cuentas momentos antes de la reunión de la escalera. Imprimen líneas en blanco, aparecen manchones que hacen ilegible el texto o lo que era un bonito dibujo de Disney para que coloreara tu hijo se asemeja más a un cuadro de Jackson Pollock.

Como casi todo en esta vida estos problemas suelen tener solución, así que veremos a continuación los motivos más comunes por lo que pueden suceder estos errores de impresión y cómo solucionarlos.

Cuando la impresora imprime mal

Un gran número de ocasiones la impresora imprime, pero no con la calidad que nosotros queremos. O directamente la calidad es inexistente de tanto manchón y líneas en blanco. Los culpables principales en estos casos suelen ser la tinta y los cabezales, aunque por diversos motivos. Descubrámoslos.

Falta de tinta

Algo bastante evidente, pero si la impresora imprime mal puede que sea porque le falta tinta para hacerlo de manera correcta. Aunque hace años era el principal problema cada vez que nuestra impresora imprimía mal, ahora apenas sucede. Esto es porque hoy día cuando el software de la impresora detecta que queda poca tinta —o mejor dicho, cuando pasa un cierto número de impresiones por mucha tinta que le quede— directamente se niega a realizar la impresión, mostrándonos un bonito error en la impresora o en la pantalla.

Por este motivo es poco probable que si tienes problemas a la hora de imprimir correctamente pueda deberse a tener poca o mucha tinta: mucho antes de que te quedes sin ella tu impresora ya te estará pidiendo que cambies de cartuchos.

Con las impresoras láser no pasa esto y el la mayor parte de los casos en los que la impresora no imprime correctamente sí se deberá a una falta de carga en el tóner. En estos casos bastará con cambiarlo por uno nuevo.

Atasco en los cabezales

Este problema debería estar el primero en la lista, puesto que la mayor parte de las veces que en nuestras impresiones aparezcan zonas vacías se deberá a un atasco en los cabezales, a menudo producido por la acumulación de tinta seca en los mismos por llevar mucho tiempo sin usarse.

Algunos modelos de impresora realizan periódicamente una limpieza de cabezales para mantenerlos en perfecto estado aunque la impresora no se esté usando. Para el resto, si te pasa esto no tendrás más remedio que realizar por tu propia cuenta la limpieza de los cabezales. Todas las impresoras tienen una utilidad para realizar esta limpieza desde su propio software de impresión. Recuerda: esta manera de realizar una limpieza de cabezales consume cantidades ingentes de tinta y si lo realizas unas cuantas veces seguidas puede que te quedes sin tinta en los cartuchos…

Si ni con estas limpiezas tu impresora vuelve a la vida puede que tengas que hacer una limpieza más agresiva a mano. Existen líquidos para limpiar los cabezales que pueden usarse como última opción.

Cabezales dañados

Si ni con estas limpiezas de las que hablábamos consigues recuperar tus cabezales puede que estén dañados más allá de toda reparación que puedas realizar tú. Si tu impresora sigue en garantía llévala al servicio técnico, y si no lo está… Dependiendo del modelo puede que te sea más barato comprar una impresora nueva que reparar la anterior. Mala suerte.

Cabezales mal alineados

A diferencia del caso anterior este sí tiene solución. A veces al llevarse un golpe la impresora, por algún fallo en la corriente o simplemente por el uso continuado los cabezales pueden quedar ligeramente desalineados. Aunque esta desalineación sea muy leve en impresiones con gran nivel de detalle el fallo puede notarse de forma exponencial, surgiendo rayas donde no debería haberlas, zonas de mezcla de colores junto a zonas completamente vacías e incluso mostrar un efecto similar al “aliasing” apareciendo picos y píxeles en curvas donde no debería haberlos.

Nuevamente el software de nuestra impresora tendrá la solución: bastará con pasar una solución de alineamiento de cabezales para corregir el problema. Puede que tengas que “ayudar” a la impresora a detectar de manera manual dónde está el problema, pero simplemente habrá que seguir los pasos que se muestran por pantalla para volver a tener una alineación mejor que la del Barça.

Burbujas de aire

Este problema es casi inexistente en los sistemas de impresión “normales”, pero si usas un CISS (o sistema de inyección continuo de tinta) puede que sea tu problema más común. En los tubos que transportan la tinta de los contenedores a los inyectores pueden formarse burbujas de aire que al llegar a los mismos hacen que no se inyecte tinta al papel, por lo que tendremos una bonita zona sin impresión.

La solución es sencilla: deshacerse de las burbujas de aire. Estos sistemas suelen estar muy bien aislados por lo que si aparecen burbujas lo más seguro es que sea porque tienes los contenedores de tinta y la impresora a diferentes alturas. Bastará con ponerlas al mismo nivel y realizar un par de limpiezas de cabezales para que salga todo el aire (o aspirarlo con una jeringuilla).

Suciedad. Pasos para limpiar una impresora

Más común en las impresoras láser que en las inkjet, la acumulación de suciedad puede afectar de manera notable a la calidad de la impresión. Si esta se produce en el tambor de las impresoras láser aparecerán zonas con manchas y borrones.

La solución nuevamente es sencilla: bastará con limpiar de manera suave el tambor para eliminar los restos de suciedad que puedan estar pegados a él. Y como recomendación, cambia de papel. Puede que estés usando uno tan malo que la propia “pelusilla” de celulosa que va soltando al final se acumule en el tambor. A veces lo barato sale caro.

Si una impresora ha dejado de utilizarse y uno tiene miedo a que no funcione, es conveniente optar por limpiarla a conciencia antes que comprar una nueva. Así, el mantenimiento regular de la impresora le alargará su vida y a la vez el usuario se asegurará impresiones de alta calidad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada tipo de impresora necesita un tipo diferente de método de limpieza. Motivo por el que se ha de obtener información de los lineamientos para la limpieza de la marca y el modelo de la impresora que cada usuario que lea estas líneas esté utilizando y, además, seguirlos estrictamente.

Sin embargo, todos los aparatos comparten una serie de cuidados comunes, que pasamos a detallar. En primer lugar, para limpiar adecuadamente este aparato se debe desconectar. Esto elimina riesgos, por lo que además, se ha de permitir que la impresora se enfríe durante unos minutos antes de volver a trabajar con ella.

A continuación se tiene que comenzar con quitar el polvo del aparato. Para ello, basta con comprar una lata de aire en una tienda de complementos de oficina o en una tienda, aplicarlo por dentro y por todo el marco de la impresora, de modo que el usuario se deshaga el polvo nuevo y que se acumule el que ya tiene.

En segundo lugar se ha de limpiar el interior de la impresora. ¿Cómo? Usando un paño suave y alcohol o un limpiador de vidrio para pantallas interiores. Existen otras soluciones, como vinagre y agua a partes iguales. Sin embargo, en ninguno de los casos se ha de aplicar el líquido directamente sino derramarlo primero en un paño. Esta misma solución también sirve para limpiar las aspas de goma en los cartuchos de tinta.

A continuación se debe limpiar el exterior de la impresora, con otro paño humedecido y, una vez se tenga este paso hecho, limpiar el cabezal de la impresión. En este caso se limpia a partir de la activación del programa de cada impresora, yendo al panel de control y eligiendo preferencias de impresión.

Por último, en el caso de que la impresora cuente con la opción de limpieza automática se selecciona y se deja que esta siga su curso. Para la mayoría de las impresoras, con esta limpieza será suficiente, en el caso de que no se pueda, se debe optar por utilizar hojas de limpieza especiales que faciliten la limpieza de los rodillos de la impresora.

Cuando la impresora no imprime en absoluto

Es muy diferente que la impresora imprima mal a que deje de hacerlo, pero a veces las causas pueden tener un origen común…

Falta de tinta (esta vez sí)

Ahora sí que sí, en los sistemas modernos cuando falta tinta en el sistema la impresora no comenzará a realizar malas impresiones con ese color, sino que se negará a hacerlas directamente. Es un caso sencillo de discernir —la propia máquina nos avisará del motivo con un mensaje de error en la impresora— y sencillo de resolver: toca comprar nuevos cartuchos.

Nuevamente, es más que posible que a los cartuchos aún les quede tinta para escribir bastantes hojas pero cuando se realizan un determinado número de impresiones la impresora piensa que “ya es bastante” y no seguirá adelante.

Cabezales obstruidos (nuevamente)

A veces la obstrucción en los cabezales es tan mayúscula que no saldrá tinta por ellos en absoluto. Es bastante difícil que pase con todos a la vez a no ser que se lleve años sin usar la impresora, pero si únicamente se están realizando impresiones en blanco y negro bastará con que el cabezal de dicho cartucho se encuentre atascado para que nos aparezca una bonita hoja en blanco. La manera de solucionar este problema es exactamente la misma que en el caso de las impresiones erróneas.

Errores físicos

Si la impresora hace ruidos extraños o directamente no hace ninguno, puede que exista algún error en el propio hardware de la impresora que impida que esta imprima. Por lo general aparecerá un error en pantalla explicando el motivo, pero no está de más revisar la máquina por dentro para comprobar una serie de cosas básicas con las que poder evitar llevarla al servicio técnico.
Comprobar posibles atascos de papel, que el cable de red o de datos esté correctamente insertado, que los rodillos giren de forma correcta, que si está instalado un sistema CISS los cables de tinta lleguen bien hasta el final sin tirones… Todas estas comprobaciones se pueden realizar en un minuto y con suerte pueden ahorrarnos dinero y tiempo a la hora de reparar una impresora.

De todas maneras, si no estás seguro de lo que estás haciendo mejor lleva la impresora donde un profesional. ¡Todo solucionado!
Qué hacer cuando la impresora no imprime bien
5 (100%) 2 votes

16 Comentarios

  1. Buenas tengo un problema con la impresora es una pixma G3550 iba muy bien y hoy de pronto empieza a imprimir y el papel se queda en el medio y minutos mas tarde imprime una sola hoja sabeis que podria ser , gracias de antemano

    • Buenos días,
      Pruebe de desinstalar los drivers y software de la impresora.
      Apague la impresora. Desenchufe el cable de la corriente de la impresora.
      Espere 1min y pulse el boton ON/OFF un par de segundos sin corriente.
      Luego encender de nuevo la impresora e instalar de nuevo el software.

      Gracias y reciba un saludo
      Dpto. Soporte técnico

    • Buenos días,

      Suele coincidir cuando hemos pasado bastante tiempo utilizando el negro compuesto, una opción que nos permite “apurar” el cartucho de negro mezclando los 3 colores para imprimir.
      El circuito del cabezal negro de la impresora se llenará de aire y luego al cambiar el cartucho de negro la carga de tinta que realiza la impresora no será suficiente para llenarlo y aparecerán defectos de impresión en el color negro.
      En este caso solo nos quedara la opción de realizar varias limpiezas de cabezal hasta que consigamos recuperar el color negro.

      Gracias y reciba un saludo
      Dpto. Soporte técnico

  2. Hola tengo una Epson L380 se acabo la tinta le puse genérica imprimía bien deje de imprimir por mes y medio y quita que kilo imprimir, sale en blanco, he intentado por varias ocasiones al recargar el botón y nada es posible que solo este obstruido o este dañado el cabezal?? Como saber

    • Buenos días,

      Ejecute una prueba de los inyectores para ver si alguno de los inyectores del cabezal de impresión está obstruido. Luego, limpie el cabezal de impresión, si es necesario.
      Si no ha utilizado el producto por un largo periodo de tiempo, ejecute la utilidad de eliminación de tinta.

      Gracias y reciba un saludo
      Dpto. Soporte técnico

    • Buenos días,

      Los cartuchos de su impresora tienen el cabezal incorporado. Pruebe de pasar un paño húmedo de alcohol por el cabezal del cartucho para limpiarlo. Deberían de aparecer 3 línias de colores bien diferenciadas al arrastrarlo por el paño.
      Puede ser que el cabezal este defectuoso o la tinta este seca. Pruebe también de hacer una limpieza de cabezales para solucionar el problema.

      Gracias y reciba un saludo
      Dpto. Soporte técnico

  3. hola tengo una epson t 50 estaba fallando cuando le daba limpieza de cabezales…la lleve donde el tecnico le cambio el sistema de tinta continuo…ahora intento imprimir pero no salen el color piel en una foto y sale opaco los colores….me dijo que si continuaba seria el cabezal y tendrian que sacarlo y ponerlo a remojar..pero que derrepente ya no funcionaba…nose que hacer….gracias

    • Buenos días,
      Un mal funcionamiento del sistema continuo de tinta puede acortar la vida del cabezal. Es un caso que no podemos valorar sin verlo. De todas formas, si el cabezal ya se ha puesto a remojo para limpiarlo y no imprime nada tras volver a colocar bien el sistema de tinta continuo… La única solución es el cambio del cabezal de la impresora, que muchas veces por su elevado coste no vale la pena.

      Gracias y reciba un saludo
      Dpto. Soporte técnico

  4. Hola! Tengo una impresora Epson WF-7210, imprime bien hasta que le hago una limpieza de cabezales. Justo después los textos se vuelven borrosos y pixelados. Es la segunda impresora wf-7210 que tenemos y hace justo lo mismo que la anterior. Recién comprada de maravilla, a la primera limpieza de cabezales, empeora la calidad.

    • Buenos días, normalmente la limpieza de cabezales solo hay que hacerla cuando detectamos que la impresora imprime mal, deja espacios en blanco, etc…
      La limpieza de cabezales no debería hacer que imprima peor, a no ser que al hacer la limpieza de cabezales no llegue tinta y se queme el cabezal, pruebe de hacer mas de una limpieza, dejando 10 min de descanso entre limpiezas. Doy por hecho que no han instalado ningún sistema de tinta continua y si la impresora tiene menos de 2 años, le aconsejo que haga uso de la garantía de la impresora. Si la impresora tiene mas de 2 años y un uso intenso, puede ser que el cabezal de impresión esté llegando al final de su vida.

      Gracias y reciba un saludo
      Dpto. Soporte técnico

  5. hola tengo una impresora epson 322xp. Desde hace poco tiempo me imprime mal las imagenes en blanco y negro con rayas blancas, antes no me pasaba con los textos pero ahora me esta pasando que no imprime bien. Que puede ser

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*