Impresora láser o tinta para el hogar. ¿Cuál elegir?

El dilema está servido. Impresora láser o de inyección de tinta en el hogar. ¿Con cuál quedarse? Según sean las necesidades de cada hogar optaremos por una u otra. Sin embargo, a continuación analizamos las características que ambas tecnologías nos ofrecen, de modo que a través del conocimiento de sus ventajas y desventajas tomemos la decisión correcta.

¿Qué tenemos?

Lo más usual en la mayoría de hogares aún hoy en día es la impresora de inyección de tinta o de cartuchos de tinta, es importante que tengamos en cuenta que se trata de un dispositivo muy asequible económicamente, ya que a partir de 40 euros se puede empezar a imprimir sin limitación.

 

Ventajas y desventajas inyección de tinta:

Además de su atractivo precio, son otras las ventajas que se pueden señalar. La primera de ellas es que por lo general vienen con los primeros cartuchos, aunque hay que tener en cuenta que estos vienen usualmente a media carga. Asimismo, la mayoría de ellas son multifunción, por lo que se puede escanear y fotocopiar además de imprimir en casa.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y estos equipos tienen algunos inconvenientes. El principal de ellos es el precio de sus consumibles, esto es, de los cartuchos de tinta. Por ello, si te vas a decantar por esta solución es interesante que te fijes en los cartuchos de tinta reciclados o reutilizados.

Asimismo, otro problema adherido a las impresoras de inyección de tinta es que la tinta se seca con el tiempo, por lo que si no se tiene un uso responsable y mantenimiento adecuado de ellas estas pueden quedar obsoletas o, lo que es peor, inutilizadas a lo largo del tiempo, siendo su vida útil bastante reducida.

Ventajas y desventajas tóner:

En paralelo se sitúan las impresoras láser, que también aporta tanto ventajas como desventajas. En el primer grupo se encuentra, la cantidad de documentos que permite imprimir a través de un único tóner. Asimismo, tiene como valor agregado que la tinta no se seca, por lo que al estar en polvo que se derrite cada vez que se va a imprimir el equipo dura más y no tiene que enfrentarse al problema de la calidad de la tinta y su aplicación en el documento.

Con respecto a las desventajas, la principal (y casi la única) de ellas es el precio, pues son equipos que salen bastante más caros que los primeros, independientemente de la búsqueda que hagas. Asimismo, existen críticos que también ponen inconvenientes a la calidad de los tóner y su duración.

Por todo ello, lo más importante antes de decantarte por una impresora láser o que imprima con cartuchos es que tengas claro para qué la vas a utilizar. Con la función determinada te será más fácil analizar las ventajas e inconvenientes de estos productos.

Impresora de tinta o impresora láser: ¿Cuál elegir?

Ahora que tenemos algo más claro las ventajas y desventajas de cada una vamos ahondar en la situación.

A la hora de comprar una impresora conviene analizar previamente qué modelo vamos a adquirir (láser o de inyección de tinta). Para saber si vamos a realizar la elección adecuada nada mejor que analizar los pros de cada uno.

 

Comprar una impresora depende de nuestras necesidades. Las impresoras láser se utilizan principalmente en el sector empresarial mientras que los dispositivos de inyección de tinta tienen en el entorno doméstico su principal foco comercial. Sin embargo, ello no quiere decir que en un hogar no se tenga por qué trabajar con una impresora láser. Todo dependerá, como decíamos al principio, de las necesidades que presentemos.

Por eso, a continuación vamos a hacer un análisis de ambas propuestas, para que a partir de la información ofrecida saquéis vuestras propias conclusiones en torno a la opción que más os conviene.

Velocidad, calidad y precio.

En el caso de la impresora láser, podemos hablar de varios puntos fuertes. Quizás el más fuerte de todos sea el ahorro de la tinta, ya que sus tóners tienen grandes cantidades de tinta en polvo, una situación que permite realizar impresiones de numerosas copias sin tener que reemplazarlos.

Asimismo, destacamos entre sus ventajas la velocidad de impresión. Debéis tener en cuenta que las impresoras láser trabajan muy rápidamente, aunque el usuario deba esperar a que su fusor se caliente antes de comenzar a imprimir la primera copia.

Por su parte, la impresora de tinta tiene entre sus puntos más positivos el precio del equipo. De hecho, sea cual sea el modelo, una impresora de inyección de tinta siempre va a resultar más barata que una láser.

De igual forma, otro punto fuerte de este tipo de impresoras es la calidad de las copias. Si lo que uno busca es la calidad de la impresión, sobre todo en el caso de las imágenes, lo mejor es decantarse por una impresora de inyección. Siempre podemos encontrar en el mercado impresoras láser con reproduzcan imágenes de alta calidad y realistas, pero este segundo grupo todavía se mantiene por delante de ellas.

Con todo esto os hemos allanado el camino en torno a la elección del tipo de impresora que vayas a comprar. En el fondo, todo dependerá de la cantidad de documentos que vayas a imprimir, así como el formato de los mismos. Por ello, también podéis plantearos otras alternativas. Compartir gastos entre varios usuarios es una de las más extendidas y, de momento, las opiniones son positivas en su mayoría.

Los usuarios todavía prefieren las impresoras de inyección a las lásers

A pesar del auge de Internet y de las nuevas tecnologías, lo cierto es que la impresión convencional sigue tirando del carro de los consumidores. Es lo que se desprende de un estudio de Rec-Line, en el que se concluye que por ahora las utilidades que este muestra a los clientes así como la competencia que suponen las impresiones en 3D y la velocidad de las digitales no asuntan a las impresoras de inyección de tinta.

De hecho, según este documento, el 60% de los usuarios prefieren la impresión por tinta antes que la impresión láser. Un dato que demuestra la buena salud que atraviesa el sector en nuestro país, donde en el último año se ha producido un incremento de la venta de los equipos multifunción del 5%.

Sin embargo, la investigación revela que la venta de los equipos de impresión multifunción láser se han visto incrementados en los últimos meses, superando a los de inyección de tinta. ¿El motivo? El fuerte tirón del láser color frente al monocromo. Aunque en el caso de los hogares la impresión a inyección de tinta sigue siendo la favorita.

Una inclinación por la que los usuarios esgrimen varias razones. En primer lugar, por el precio de los cartuchos de tinta, pues comprar cartuchos baratos suele ser una actividad fácil de realizar, lo que hace decidirse al usuario por el primero siempre que hablamos de impresión en el hogar.

En este sentido, y aunque el precio de los tóner alternativos hace más accesible la compra de equipos de impresión láser gracias a su mantenimiento más barato, a su vez ha crecido la competitividad en los cartuchos reciclables, que se han configurado como una opción alternativa a los cartuchos originales.

De hecho, según sostiene esta compañía, a lo largo del año se cambian tres cartuchos de tinta por impresora. Este comportamiento por parte de los usuarios implica un gasto anual medio cercano a los 70 euros. Por su parte, en el caso de las impresoras que llevan tóner esta inversión aumenta hasta casi llegar a los 100 euros.

Del mismo modo, existe una tendencia cada vez más importante por parte de los clientes basada en respetar el medio ambiente. Y, en concreto, son cerca del 60% los usuarios que prefieren el sistema de inyección a tinta frente al de tóner y la impresión láser debido a la apuesta de estos modelos por los cartuchos reciclables.

La impresora láser en el hogar

Tradicionalmente las impresoras láser se han asociado a las empresas. Sin embargo, esta tradición se ha revertido en los últimos años y a día de hoy la elección de una impresora ideal para el ámbito del hogar no está determinada por un único factor, como podría ser el ritmo de impresiones mensuales.

Y es que por norma general los expertos recomiendan estudiar las necesidades de cada espacio y comprar una impresora en función a ese ritmo de impresión, que en el caso de los aparatos láser no debería producirse por debajo de las 5.000 impresiones mensuales. No obstante, cada vez más voces señalan que hay que tener en cuenta otros aspectos a valorar.

Entre estos destaca el funcionamiento de tales equipos. Y es que si bien una impresora de inyección funciona pulverizando la tinta sobre el papel las de tecnología láser se basan en un tóner con tinta formada por pigmentos triturados y convertidos en polvo. Ambos procesos determinan, en parte, el precio de compra inicial, que en el caso de las impresoras láser es superior, aunque no tanto como está estimado.

Así, si bien un equipo de inyección de tinta resulta muy económico, y puede un cliente puede acceder a él desde 40 euros, el precio de las impresoras láser ha descendido notablemente y ahora es fácil encontrar un equipo por alrededor de 100 euros.

Otro de los indicadores determinantes es el precio de los consumibles, pues imprimir no resulta barato en ambos casos. En este sentido, hay que tener en cuenta que el tóner es más caro que el conjunto de cartuchos de inyección de tinta, pero que su duración es muy superior.

Así, finalmente, es recomendable también analizar si los modelos de impresoras pueden utilizar cartuchos y tóners compatibles, de modo que estos dispositivos funcionen como mecanismos de ahorro en el hogar.

Las impresoras láser ganan terreno en el hogar

Podría decirse que los consumidores estan dando el salto a la tecnología láser en el último año. Es lo que se desprende de un reciente informe llevado a cabo por la consultoría GFK.

En concreto, este análisis revela que en los hogares las impresoras de inyección de tinta cayeron un 32% en el último año. En paralelo, el dato que expresa el consumo de las impresoras láser muestra que estas han aumentado hasta en un 27% durante el mismo periodo de tiempo.

Tres factores que allanan el paso a las impresoras láser

La empresa responsable del informe sostiene que son tres los factores por los que se ha producido un cambio de tendencia. En primer lugar, el descenso en el precio de los toners compatibles, que se han convertido en una opción muy adecuada para aquellas personas que deban imprimir volúmenes de documentos notables.

En segundo lugar destaca la duración de los tóner frente a los cartuchos, que según esta empresa está constatada. Finalmente, CFK subraya que como tercer motivo del cambio hay que destacar la mayor capacidad de los tóner frente a los cartuchos de las impresoras a inyección de tinta.

El ámbito doméstico se define hoy en día por la búsqueda de la versatilidad, velocidad y eficacia de los aparatos destinados a la impresión. Es por ello que se haya llevado a cabo este cambio de tendencia. De igual manera, la caída notable del precio tanto de las impresoras láser como de sus tóners compatibles

En los últimos años, el precio de los tóner compatibles ha ido bajando, lo que ha hecho mucho más asequible su compra incluso a nivel doméstico. Por otra parte, los tóner duran más que los cartuchos de tinta, no sólo por su mayor capacidad, sino porque se conservan mejor durante más tiempo.

En referencia a la capacidad, concretamente los tóner tienen una capacidad de hasta cinco veces superior que los cartuchos. Esto permite imprimir muchas más páginas con un mismo consumible, optimizando y aprovechando mucho más su precio.

Es por ello que los tres indicadores, a los que hay que añadir las ventajas que las impresoras láser ofrecen a los usuarios frente a las de inyección de tinta, ya comentadas anteriormente, entre las que destacan su eficiencia, su rapidez y duración, están motivando el cambio de los consumidores, que están pasando a ser clientes de impresoras láser también en los hogares, dejando este equipo no solo para la oficina.