Impresoras fotográficas

Impresoras fotográficas para el hogar

En la actualidad existe un mercado floreciente de fotografías en gran formato. Una posibilidad que está abriendo posibilidad de negocio tanto para fotógrafos profesionales como para impresores o vendedores minoristas. Así, las compañías fabricantes de impresoras han aprovechado esta querencia hacia la fotografía de los usuarios.

Con ella, se garantizan la capacidad de acceder a nuevos mercados con confianza, ya son numerosas las oportunidades que ofrecen estos productos de consumo doméstico. Una de las marcas que más ha avanzado en este sentido es Canon. De hecho, esta firma ha desarrollado modelos de impresoras fotográficas para el hogar que presentan unas características atractivas para los usuarios, ademas de impresoras para el hogar también disponen de una gama profesional de impresoras fotograficas.

Impresoras fotográficas para el hogarLas mismas comienzan por facilitar una visión de conjunto de aquello que se quiere hacer. Por ello, estas impresoras están dirigidas a un público generalista con un conocimiento limitado de la fotografía, a partir del cual se le ofrece una gama de impresoras fotográficas productivas, asequibles y fáciles de usar que crean imágenes de alta calidad en distintos tipo de papel.

Asimismo, este tipo de impresoras ha llamado la atención de los usuarios por desarrollar una gama de colores más que amplia. En concreto, se trata de unos productos que poseen un juego de tintas ampliado, motivo por el que pueden imprimir una extensa y sutil gama de colores que facilitan la creación de imágenes asombrosas y sorprendentes.

En este sentido, es importante que el lector tenga en cuenta que a día de hoy las impresoras poseen un gran nivel de detalle. Ello se debe a los cabezales de impresión con los que cuentan, que están fabricados con un diseño de precisión gracias al cual proporcionan a las impresiones la mayor claridad y los tonos y texturas más sutiles.

Estos son, a su vez, de carácter continuo, suaves y sin grano, lo que les facilita la reproducción de imágenes con gradación natural. Una cualidad que se agradece especialmente a la hora de reproducir retratos, trabajo que con estas impresoras es más fácil y exitoso de llevar a cabo.

En lo que respecta a las copias, estas tienen carácter duradero. Ello se debe a que se trata de productos que utilizan tintas pigmentadas, especialmente diseñadas para la permeabilidad, de modo que hacen que la intensidad de las imágenes sobre el papel se prolongue durante años. Asimismo, tales productos se distinguen por su alta productividad, pues presentan un funcionamiento automático y sencillo, con un mantenimiento mínimo que les proporciona una eficiencia máxima.

Otro de los rasgos que caracterizan a esta gama de impresoras es la flexibilidad de sus soportes, ya que estos permiten crear una amplia variedad de efectos en diversos papeles fotográficos. Asimismo, también pueden ser impresos en otros espacios, tales como lienzos, tableros y películas. En esta línea, también se ha de añadir que estas impresoras facilitan la posibilidad de añadir copias de edición limitada a las fotografías que se imprimen.

Un conjunto de rasgos que comparten con los productos de la compañía Epson pensados para la impresión de fotografías. Así, estas impresoras facilitan a los usuarios ser creativos desde sus casas, ya que con la gama de productos Pixma pueden usar impresoras compactas que encajan a la perfección en las casas y, a la vez, les ofrecen unos resultados de impresionante calidad en todo momento.

Entre los principales componentes que estas impresoras ofrecen a los usuarios destacan su software, pues está compuesto por una tecnología de impresión que permite realizar rápidas copias fotográficas con calidad de laboratorio en el hogar. A su vez, el software MyImage Garden ayuda a los usuarios a organizar sus documentos y a imprimir sus fotos, además de fomentar su capacidad creativa.

Por último, estas impresoras también se distinguen por contar con un servicio online, denominado Creative Park Premium, que les permite crear tarjetas de felicitación, además de manualidades de papel, calendarios y otro tipo de impresiones divertidas y pensadas para los más pequeños de la casa.

La fotografía es un arte que ha cultivado a multitud de aficionados en los últimos años, debido, en parte, al auge de las cámaras digitales y de los dispositivos móviles con cámaras incorporadas y, por otro, al desarrollo de redes sociales especializadas en imágenes. Un cúmulo de acontecimientos que ha promovido la compra, por parte de las economías domésticas, de numerosos equipos de impresión adaptados a estas necesidades.

Es por ello que las marcas de equipos de impresión se han puesto las pilas en este sentido, generando y lanzando al mercado impresoras para el hogar, fáciles de usar, con un diseño inteligente y capaces de proporcionar altas calidades de impresión. En la casi totalidad de las ocasiones se trata de impresoras de inyección, cuyos cartuchos resultan altamente rentables dada la extensión de su uso.

Asimismo, se han convertido en impresoras fotográficas que se adaptan perfectamente al entorno del hogar y ofrecen a los usuarios un alto nivel de calidad de la imagen, con acceso a la red wifi, que permiten a sus dieños imprimir accediendo a la red inalámbrica tanto desde un PC como desde dispositivos móviles como smartphones o tabletas.

En otro orden de asuntos, los modelos de impresoras fotográficas que ofrecen distintas marcas, como Pixma Canon o HP entre otras, poseen un hermoso diseño, que completan el estilo de vida que se lleva en un hogar, siguiendo líneas de extrema elegancia a la par que mostrando acabados de color que son capaces de adaptarse a cualquier entorno. De hecho, su rasgo de ahorro de espacio supone que pueden ser colocadas en cualquier espacio, incluso cerca de una pared o sobre un estante, siendo sencillo el paso de sustituir el papel o la tinta.

De igual modo, son capaces de adaptarse a una red wifi, posibilidad que permite que todos los miembros del hogar puedan compartir la impresora de forma inalámbrica. Además, la gran mayoría de las marcas permiten descargar aplicaciones gratuitas y utilizar sus sistemas de impresión desde dispositivos móviles. Incluso, existen modelos que permiten imprimir imágenes desde cualquier lugar a través de la red o directamente desde la nube.

Por último, hay que tener en cuenta que estos equipos proporcionan a los usuarios la posibilidad de disfrutar de una calidad máxima y de todo el potencial que desarrolla su software. De hecho, estos productos permiten a los usuarios organizar sus fotos antes de imprimirlas además de crear tarjetas de felicitación, calendarios o manualidades en papel.

✅ Mejor impresora fotográfica del 2018 – 2019

⭐ HP Sprocket

 

  • Del tamaño de un teléfono móvil y con un peso de unos 170 gramos (6 onzas), esta impresora portátil se puede llevar a cualquier lugar
  • Carga fácilmente el paquete incluido de 10 hojas e imprime fotografías instantáneas de 5 x 7,6 cm (2 x 3 pulgadas) o pegatinas
  • Imprime a través de la aplicación Sprocket de HP con tecnología Bluetooth
  • Descarga la aplicación gratuita Sprocket de HP para personalizar tus fotos antes de imprimirlas
  • Utiliza la aplicación Sprocket de HP para imprimir rápidamente tus fotos favoritas de las redes sociales
  • Con una conectividad Bluetooth sencilla, tú y todos tus amigos os podéis conectar e imprimir

⭐ Polaroid  Zip

Es la mejor impresora para recuperar los formatos de esas instantáneas que hacian las camaras de fotos polaroid de 1:1, al ser una impresora portatil, de bolsillo, con un peso muy reducido, solo 188 gramos. Es muy sencilla de poner en marcha, se puede sincronizar con el movil o bajar la app y a funcionar.

  • Es compatible con dispositivos iOS y Android
  • Permite imprimir desde el smartphone a través Bluetooth o NFC
  • Con tecnología de impresión ZINK Zero Ink, sin tinta, cartuchos y cintas
  • Fotografías a prueba de manchas y cuentan con papel adhesivo despegable
  • El tiempo de cargar es de aproximadamente una hora y media
  • Permite realizar unas 25 impresiones, que tienen 5 x 7.6 cm

⭐ HP Envy 5030

los cartuchos de tinta de la impresora Hp Envy 5030 son los hp 304 y los hp304xl. Estos cartuchos hacen que esta impresora tenga una calidad ideal para las fotografías.

  • Conectividad inalámbrica en la que puede confiar
  • Ahorre hasta el 70% con los nuevos cartuchos de tinta hp 304xl compatibles.
  • Rapidez y facilidad, impresión, escaneado, copia
  • Velocidad de impresión: ISO de hasta 10 ppm en negro (A4); ISO de hasta 7 ppm en color (A4)
  • Conectividad: 1 USB 2.0 estándar de alta velocidad; 1 Wi-Fi 802.11n

 

Consejos para imprimir fotografías

Con el avance de la tecnología hemos dejado de ir a una tienda de fotografía para imprimirlas y tenerlas en físico, para un recuerdo, un regalo, un documento, etc. Hoy en día, tenemos todo lo necesario para que desde la comodidad de nuestra casa podamos tener esa impresión con una calidad profesional.

Hace unas décadas, la moda era imprimir todos los rollos de fotografía y tener álbumes de todos los eventos que nos habían pasado hasta entonces. Hoy en día, hacemos lo mismo en versión virtual. Todos esos recuerdos y capturas que no queremos dejar atrás, lo tenemos guardado en nuestra nube o en nuestro móvil. ¡Podríamos combinar lo mejor de lo antiguo, con lo actual!

Podemos decorar una pared especial con esas capturas de paisajes que nos apasionan, o con una foto que tiene unos colores y contrastes increíbles, de la cual nos sentimos orgullosos.

Por eso ahora, las impresoras vienen preparadas y hasta especiales para imprimir fotografías con calidad profesional, desde la casa. Y sino contamos con una de esas, podemos asistir a un centro de impresión, con nuestras imágenes guardadas en un USB. Para hacerlo, solo debes seguir algunos consejos y obtener la mejor impresión de todas esas fotografías maravillosas que seguro has tomado.

La parte complicada comienza cuando debemos conocer cuáles son los pixeles adecuados, el tamaño perfecto y los colores correctos para que nuestra imagen salga nítida y profesional.

En ocasiones, no tenemos esas medidas correctas y podemos salir recortados. La imagen saldrá pixelada, con los colores opacos (nada de lo que vemos en la pantalla de nuestro móvil), para ajustar el tamaño, recortan la parte que no deseamos y todo se convierte en un desastre.

Ahora te explicaremos que debes tener en cuenta cuando vas a tomar fotos que quieres imprimir luego:

  • Configura la cámara: Gracias a los avances de la tecnología, tenemos móviles con cámaras de hasta 14MP, es por eso que debemos ajustarle la resolución a la máxima calidad para que los píxeles sean los adecuados. Así al imprimirlos no tendremos problemas con la nitidez y el tamaño.

Una fotografía con buena calidad tiene que tener entre 250 y 300 píxeles por pulgada, lo cual podemos conseguir con una cámara de hasta 3MP. Y esta se puede imprimir hasta de 13x17cm de tamaño.

Aunque este paso no tenga que ver directamente con la impresora o con el papel, es vital que tengamos una buena calidad en fotografía para que la impresión sea la que esperamos.

Otro paso que debes hacer es configurar el espacio de color en sRGB, allí podrás hacer las capturas de los momentos con los mejores colores que te ofrezca el espacio, así aprovecharás al máximo cada tono.

  • Configuración de color: Esta es la parte más complicada incluso para los más profesionales. El color en cada dispositivo móvil o cámara es distinto en su configuración. Para los que somos aficionados, solo debemos activar el perfil de color ICC, así los colores no se opacarán al imprimirse. Este perfil se encarga de mantener los colores correctos desde el dispositivo hasta la impresión.

Cuando ya tengas capturadas tus fotografías y quieras editarlas o solo contemplarlas en el ordenador, tienes que estar seguro de que esté calibrado. No te confíes con esa configuración, ya que se desajustan los colores con el pasar del tiempo. También es sencillo hacer esto, suena complicado. Sin embargo, hay programas que calibran la pantalla de manera fácil y gratis; Quickgamma.

  • Conocimiento sobre imágenes: Cuando decidimos asistir a un centro de impresión, o queremos configurar cada detalle de la imagen, no tenemos idea qué significa cada cosa que se nos presenta allí. Esos nombres nos pueden confundir un poco, comencemos:

Píxeles: es el grano de arena que completa los colores en la imagen, es un punto que llena todos los espacios. Cuando vemos imágenes píxeladas, podemos notar los cuadros pequeños que están en toda superficie, a eso le llamamos píxeles. También podemos saber la calidad de la imagen cuando le hacemos zoom y comienzan a aparecer esos cuadritos. Cada cuadrito o píxel es un color que complementa los demás para darle el tono que necesita en ese espacio.

Megapíxeles: Cada megapíxel contiene 1.048.576 píxeles, aunque solo se calculen como 1.000.000.

PPP: Es probable que veamos esas letras juntas y no tengamos ni idea de qué significan, para que no te quedes en el pasado, significan píxeles por pulgada, y en inglés se presentan como dpi, dots per inch. Esto es necesario para saber cuántos píxeles habrá en un espacio específico.

Mientras más píxeles haya, más calidad tendrá la imagen, ya que los cuadritos de píxeles están más llenos por cada espacio determinado. Mientras menos píxeles tengan, entonces la imagen no contará con la calidad correcta para que la impresión quede en óptimas condiciones.

  • Preparar la imagen para impresión: Para preparar la imagen debemos revisar distintas características de la misma.
  • Tamaño de la imagen: Chequea el número de píxeles de ancho y largo.
  • Resolución: Es donde aparecen el ppp, aunque salgan buenas impresiones entre 150 o 200, una excelente imagen será de 300ppp.
  • Archivo: Cuando termines de editar tu imagen, asegúrate de guardarla en formato JPG, ya que si está en RAW, no lo reconocerá la impresora.
  • Relación de aspecto: Es probable que en la impresión salgan esos bordes blancos o que no se encuadre la imagen y salga recortada. Es por eso que hay que utilizar el formato de 4:3, para adaptarlo a lo cuadrado de la pantalla. Mientras que el formato en el que se imprime es 3:2, entonces hay que hacerle vista previa con los dos formatos para asegurarnos de tener el encuadre perfecto.
  • Tamaño de la impresión: Depende de lo que te ofrezca tu impresora, el más común es 10×15, también está 13×18, 15×21, 20×25, 25×30. Todo tendrá que ver con el valor ppp que tenga la imagen. Como ya te dijimos con un valor de 300ppp, estará lista para imprimir.
  • Tipo de papel que se utiliza: En primer lugar, debes leer las instrucciones de tu impresora para saber qué papel utilizar en una impresión fotográfica. Sin embargo, existen varios tipos que debes conocer para asignarlo a la fotografía indicada.

Es normal pedir papel de fotografía en una tienda, pero existen dos tipos de este:

  • Mate: Es ese papel de textura más gruesa pero sin brillo, como el de las fotografías comunes. Este es especial para las fotografías en blanco y negro.
  • Brillante: Se calcula el tono del brillo según el blanco, desde el 1 (el más opaco), hasta el 100 (el más brillante). Para las fotografías a color, el papel brillante es especial, se debe escoger entre el 90 y el 100, para que sea la mejor calidad de papel.
  • No ahorrar en tintas al imprimir: La impresión de las impresoras de los últimos años es bastante parecida a una foto impresa por una agencia profesional. Lo que debemos asegurarnos es que la calidad de la impresión sea la más alta. Para otorgarle la mejor calidad. También, el papel debe ser compatible con la impresora para que esta sepa cómo distribuir su tinta de la mejor manera y obtener los mejores resultados.

Al colocar el papel en la impresora, debes asegurarte de que está del lado correcto, así no desperdiciaremos papel. Además, intenta no tocar el lado por el que se imprime, para no crearle manchas.

  • Haz pruebas para imprimir: No tienes que gastar papel fotográfico, puedes hacerlo con un papel normal y en formato de borrador. Mientras que dejas la resolución alta para el papel profesional.
  • No toques tus fotos al imprimir: Aunque estas tintas sean de secado rápido en condiciones normales, en papel fotográfico se toma un poco más. Déjalas secar un par de horas para que su calidad se mantenga intacta por mucho tiempo. La humedad y la luz se van consumiendo los colores poco a poco, por eso es importante que se seque correctamente.

¿Dónde editar las imágenes en mi ordenador?

Seguramente, tienes un editor de imágenes en tu ordenador, allí puedes hacerle las mejoras que sean necesarias y allí puedes conocer el tamaño de la imagen para saber cómo imprimirla y que quede de la mejor calidad.

En Photoshop, puedes encontrar image size, allí puedes verificar todo lo que se necesita para la impresión: píxeles, resolución, tamaño del documento, etc.

Esperemos que estos consejos sean de utilidad para que imprimas tus fotografías como todo un profesional, y mantengas esos recuerdos por muchos años más.

Impresoras fotográficas
5 (100%) 10 votes