Precio de la tinta

Precio de la tinta, ¿el líquido más caro de la Tierra?

CartuchomlPrecio en €Precio en € del litro
HP 304 Original Negro2 ml14,997.495 €
Epson 603 negro3,4 ml14,114.031 €
Canon PG-5458 ml18,492.311 €
Brother LC3211 negro10 ml12,541.254 €

No toda la tinta cuesta igual y hay diferencias muy grandes, por eso antes de comprar una impresora recomendamos calcular el coste por pagina real.

Ni la gasolina, ni los perfumes Channel N° 5, ni los vinos más famosos y de renombre mundial son tan caros como puede llegar a serlo en la actualidad la tinta de una impresora, cuyo preico de producción real es hasta ahora un gran enigma para muchos de nosotros, aunque sí podemos asegurar, y con toda certeza, que se trata del producto líquido más caro de la Tierra.

Sí, es cierto, la tinta de nuestra impresora, esa que usamos a diario para realizar trabajos de oficina o en casa, es mucho más cara que el combustible para el desplazamiento regular de los coches o que cualquier vino de excelente crianza empleado para satisfacer hasta el paladar más fino.

De hecho, algunos expertos aseguran que comprar un juego de cartuchos de tinta resultaría mucho más caro que una impresora de gama alta completamente nueva.

Pero el asunto se complica un poco más al respecto, ya que las diferentes compañías fabricantes lanzan al mercado modelos de cartuchos mucho más pequeños, incrementando su valor real y haciendo que sea mucho más lo que tengamos que pagar para adquirir este producto cada año.

Tinta de impresora, Channel N° 5, vinos y gasolina. ¿Cuál cuesta más?

Hay quienes afirman que comparado con otros artículos de lujo, el precio de la tinta para impresoras resulta un poco llamativo y hasta ofensivo, sobre todo porque es considerado como un producto esencial y de uso cotidiano.

Las grandes compañías o autónomos invierten gran cantidad de dinero en su adquisición, aun cuando el uso de algunas herramientas de Internet (correo electrónico o la nube) han minimizado la cantidad de impresiones mensuales.

Un cartucho de 5 mililitros de tinta puede costar no menos de los 13 euros. Pero el valor puede llegar hasta los 60 euros, según el modelo o la marca de la impresora. Si hacemos un cálculo más certero y multiplicamos esa cifra, podemos asegurar que un litro de tinta está en el orden de los 2.600 y 5.000 euros.

Ahora, si lo comparamos con otros líquidos considerados como artículos de lujo, no nos quedará dudas de que en realidad la tinta es sumamente cara, aunque pudiera ser difícil de creer.

Y es que una botella de vino 750 mililitros puede costar hasta 961 euros, mientras que el litro de Channel N° 5 tiene un valor en el mercado de 1.200 euros.

Ni hablar de la gasolina, cuyos registros han demostrado que su valor es hasta 1000 veces menor que un consumible para impresora.

¿Por qué la tinta de impresora es tan cara?

En realidad no hay nada de excepcional en una tinta de impresión. Es más, es un artículo tan habitual y tan común que podemos conseguirlo en cualquier tienda especializada o en tiendas online.

Pero, ¿por qué es tan cara la tinta para una impresora?

Su valor radica principalmente en todo el procedimiento de desarrollo y de innovación para potenciar la tecnología de impresión. Lo que se busca con esto es mejorar la calidad del trabajo, por lo que el procedimiento está sometido a constante investigación y evolución.

Por esta razón, la mayoría de las compañías fabricantes invierten esfuerzo y mucho dinero en lograr una fórmula que permita que los consumibles duren más tiempo de lo normal y que proporcionen una calidad de impresión mucho mayor en documentos.

Los investigadores también están enfocados en que las máquinas de impresión fallen en menor cantidad y, por consiguiente, incrementar su tiempo de vida útil.

La creación de patentes que deben pagar las compañías para incentivar a los científicos a seguir trabajando en las fórmulas deriva en el precio final del producto. Ahora, si el consumidor paga por un cartucho compatible ahorra mucho dinero en consumibles.

¿Cuáles son las alternativas?

Para luchar contra este fenómeno y evitar que los productos compatibles o genéricos saturen el mercado por ser más baratos a simple vista, las grandes compañías han optado por la creación de productos XL.

Los cartuchos XL han ganado popularidad y reputación positiva, ya que ofrece mayor volumen de tinta, fiabilidad, buen funcionamiento, a un precio mucho menor que un cartucho 100 % original.

Fabricantes como Epson también han hecho la apuesta.

Y por su puesto ha dado alternativas a sus clientes. Entre ellas destaca el sistema Epson WorkFace Pro RIPS, que consiste en proveer al sector empresarial de bolsas de tinta con una capacidad de hasta 75.000 impresiones.

Para un uso doméstico o para empresas con un flujo moderado de trabajo, la marca ha diseñado el sistema Ecotank, que es básicamente una forma segura de rellenar envases de tinta, disminuyendo hasta 1 céntimo el precio de impresión por cada página.

Cartuchos con menor capacidad y el uso de Internet

El boom de Internet y la llegada de los smartphone y otros dispositivos móviles han reducido considerablemente el número de impresiones. Actualmente existen muchas modalidades para entregar documentos o trabajos de universidades, sin gastar papel y tinta en grandes cantidades.

De acuerdo a algunos estudios realizados, esta tendencia de reducir el número de impresiones, sobre todo en el ámbito doméstico, ha obligado a las compañías a tomar medidas.

Entre ellas destacan la producción de cartuchos de tinta para impresoras de menor capacidad, aunque con un valor casi similar. Compañías como HP han reducido considerablemente el volumen de los envases de tinta, algunos de 22,5 milímetros a 7,5 milímetros, por ejemplo.

Otro punto importante es que si bien los cartuchos de tinta son mucho más baratos que los de años anteriores, te permiten imprimir en mucho menos cantidad.

En líneas generales, el precio de los cartuchos es inferior en cuanto a precio de mercado, pero al tener menos volumen y cantidad de tinta el valor real que perciben los clientes es superior.

La reducción de precio de los nuevos cartuchos, en función de una menor capacidad y volumen de tinta, tal vez surgió para hacer frente a la gran demanda de cartuchos de tinta compatibles.

Cualquier persona preferiría pagar 15 euros por un consumible original que 13 euros por un cartucho compatible, evitando poner en peligro el buen funcionamiento de la impresora y ganando calidad en los resultados. Aunque con las tintas premium de Quecartucho.es solo se ahorra el dinero ya que no se pierde calidad ni numero de paginas.

¿Por qué es importante usar cartuchos originales?

El uso de cartuchos de tinta de impresora originales deja muchas ventajas, aunque su valor en el mercado sea superior a consumibles compatibles. Conoce alguna de ellas:

  1. Mayor tiempo de duración

Los cartuchos originales suponen un mayor tiempo de duración. Imprimirás un 50 % más páginas en comparación con los cartuchos genéricos. Cuatro envases originales de tinta equivalen a seis compatibles, por lo que, además, el gasto en dinero es notorio.

  1. Se secan

Un cartucho original puede durar hasta 12 semanas sin secarse en caso de que la impresora no esté en uso. Los cartuchos compatibles o genéricos duran mucho menos tiempo.

  1. Calidad

Es la mayor ventaja que un cartucho de tinta original puede garantizar. La calidad será igual desde la primera impresión hasta la última página, por lo que es mejor optar por esta opción.

  1. Reduces gasto

Si adquieres un cartucho genérico seguramente gastarás más dinero en otros recursos. Posiblemente tengas que repetir la impresión el número de veces que sea necesario si una página no sale con la calidad que esperas. Gastas más papel y tinta durante la reimpresión.