Saltar al contenido

¿Cómo limpiar los cabezales de la impresora HP

Si hemos utilizado la impresora bastante tiempo, es normal experimentar algunos problemas de calidad con la impresora HP. Por ejemplo, podríamos encontrar problemas de decoloración, falta de texto, entre otros problemas.

Puede que lo que esté fallando sea el cabezal de la impresora. Estamos hablando de un componente en donde están alojados los cartuchos de tinta, y estos se pueden obstruir. Incluso, aunque no se usen, la tinta se podría secar y provocar la citada obstrucción.

Por fortuna, hay solución. En este artículo vamos a detallar todos los pasos que debes dar para solucionar el problema.

Cómo limpiar los cabezales de impresoras de HP

Con independencia del tipo de cartucho que estés utilizando (podría ser un cartucho reutilizable, compatible o de marca), existen dos formas de hacer la limpieza.

Usando un software de impresión

Estos son los pasos a seguir si decides usar el software de impresión del PC:

1)     Accede al software y busca la opción de limpiar cabezal de impresión en el PC.

2)     El proceso tardará algunos minutos. Este tiempo dependerá del tipo de impresora del que estemos hablando, y de si existe algún tipo de problema. Una vez que acabe, el proceso de limpieza debería haber concluido con éxito.

3)     Si la obstrucción es muy grande, es posible que tengas que repetir el proceso. Para ello, vuelve a pulsar sobre la misma función las veces que lo necesites.

Limpieza manual

Si lo anterior no funciona, entonces no quedará otra que hacer una limpieza manual. En este supuesto, sigue estos pasos:

1)     Abre la tapa de la impresora y desenchúfala de la corriente.

2)     Extrae cada cartucho de tinta y utiliza un paño ligeramente humedecido para limpiar los contactos.

3)     También limpia los contactos del cabezal de impresión.

4)     Vuelve a colocar los cartuchos HP (no fuerces nada, sino que asegúrate de que se escucha el clic que confirma que están bien colocados).

5)     Enchufa la impresora y deja que lleve a cabo la secuencia de inicio automatizada.

6)     Para comprobar si la limpieza ha sido un éxito, pulsa en imprimir hoja de prueba.

7)     Como en el caso anterior, si la obstrucción es demasiado intensa no quedará otra que llevar a cabo la limpieza manual un par de veces más.

Importante: conviene recordar que las piezas que se manipulan en este proceso son delicadas. En el caso de que hagas la limpieza por ti mismo/a, asegúrate de que no provocas ningún cambio en un cabezal de impresión o en los cartuchos de tinta. Si se dañan, la única forma de solucionar el problema será acudiendo a un profesional.

Impresoras con cartuchos con cabezal

Podría darse el caso de que los dos procesos anteriores no hayan funcionado para limpiar los cartuchos con cabezal. Puedes probar con esto:

  • Repite el proceso: puede ser necesario reproducir la función de limpieza entre 5 y 10 veces hasta que veamos algún resultado. También puede ser necesario repetir el proceso en el caso de limpieza manual.
  • Ablandar la tinta: si el atasco es muy grave, puede que el proceso anterior no sirva para nada. En este caso, podemos probar a extraer el cartucho y humedecer ligeramente un paño para frotarlo por la parte en donde sale la tinta. Si notamos que el paño se empieza a manchar será una buena señal, ya que indicará que la obstrucción se ha solucionado. Simplemente habría que secarlo e imprimirlo un par de veces para que se le quite la humedad.
  • Prueba con alcohol isopropílico: extrae los cartuchos y aplica unas 7-8 gotas de alcohol isopropílico, en el contenedor de tinta. Pulsa en la opción de autolimpieza nuevamente. Los expertos recomiendan apagar y desconectar la impresora por la noche, volver a encenderla por la mañana y pulsar en autolimpieza al día siguiente.
  • Sumerge el cabezal en agua caliente: el agua caliente también puede ser un interesante recurso para acabar con el atasco. Lo tienes que sumergir en agua (de tal forma que no llegue a los contactos) y dejarlo así durante un buen rato. Seca la zona de impresión usando una toalla de papel y vuelve a activar la función de autolimpieza.

Impresoras con cartuchos sin cabezal

Dependiendo del fabricante o del modelo, es posible que los cartuchos estén integrados en la propia impresora (algo que suele ser muy común en algunos modelos de HP).

La gran ventaja que tienen los cartuchos con cabezal HP es que no habrá que alinear el cabezal, por lo que la probabilidad de que se estropeen es muy baja. Sin embargo, tendrás que comprar un nuevo cabezal cada vez que se cambia el cartucho de tinta, lo que hace que el precio se pueda disparar.

Estas son las 3 alternativas que debemos seguir para limpiar los cabezales con cartuchos sin cabezal:

  • Panel de control de la impresora: haz un test de inyectores y después ejecuta la función de limpieza.
  • Hp Solution center: es una herramienta incluida en el paquete de software de la impresora. Simplemente tendrás que ejecutarlo y pulsar sobre limpiar para que empiece a funcionar.
  • Manualmente: también puedes seguir el proceso de forma manual. Básicamente, tendremos que hacer lo mismo que en el primer punto, en el apartado de limpieza manual. Ten mucho cuidado con las piezas mecánicas, ya que podrías llegar a estropear el cartucho y la propia impresora.

Estas 3 fórmulas son las más efectivas para limpiar cartuchos sin cabezal.

Impresoras de depósitos de tinta HP SMART TANK

La tecnología HP Smart Tank se presenta como una auténtica revolución para el momento. Sin embargo, como puede ocurrir con cualquier otra, también pueden producirse importantes problemas de impresión. Uno de los más habituales está relacionado con una obstrucción en dichos depósitos.

La marca siempre nos recomienda usar tintas y cabezales de impresión HP originales (de lo contrario, no se puede garantizar su calidad y confiabilidad). Aunque eso no es vedad y las botellas de tinta HP como las que vendemos en Quecartucho van a funcionar igual de bien.

La forma más sencilla de arreglar un atasco de papel es utilizando el software de impresión. Sin embargo, dependiendo de si estamos utilizando el sistema operativo Windows o Mac, los pasos pueden ser diferentes.

Windows

1)     Accede a la carpeta de HP y pulsa en asistente de impresoras HP.

2)     Marca en mantenimiento de la impresora.

3)     Pulsa en servicios del dispositivo y luego en Limpiar cartuchos de tinta.

4)     Cuando el proceso haya terminado, se imprimirá una página de prueba.

  1.     En el caso de que la calidad sea aceptable, tan solo pulsa en Listo y habrás completado el proceso.
  2.     Si la calidad es inaceptable, pulsa en Limpieza de Nivel 2. Así se iniciará un proceso más detallado.

Mac

1)     Accede a impresoras y escáneres, pulsa en el nombre de la impresora y marca en Abrir cola de impresión.

2)     Marca Configuración de la impresora -> Utilidad -> Abrir utilidad de la impresora.

3)     Pulsa en Limpiar Cabezales de impresión.

4)     Una vez que haya terminado el ciclo de limpieza, pulsa en imprimir.

5)     Evalúa la calidad de la impresión; si todo va bien, pulsa en listo y se habrá solucionado el problema.

Si todo lo anterior falla, la única opción será comprar un nuevo cartucho. Si quieres conservar los que te están dando problemas, la única forma de arreglarlos será llevándolo a un servicio técnico profesional.

Manuel Garrido