¿Alergia al wi-fi?

La alergia al wifi, más bien llamado por los expertos electrosensibilidad, según algunos expertos se puede convertir en en pocos años en una gran enfermedad. O como mínimo nos deja ver imágenes, cuanto menos curiosas.

sensibilidad_wifi_2

Pero vayamos por partes, ya que esto hay quien lo ve de maneras diversas. Primero que es exactamente la electrosensibilidad.

EspectroElectromagnetico

Según lo establece la Organización Mundial de Salud, no es en estos motivos una enfermedad reconocida legalmente. Parece que se sepa poco de esta dolencia que va atada al desarrollo tecnológico, y lleva años sumando afectados. Se sabe que se trata de una enfermedad generada por la exposición continuada a campos electromagnéticos y que puede dar lugar a síntomas como vómitos, mareos, irritación, dolor de cabeza o incluso algunos describen perdida de memoria, intensificándose estos síntomas según se acercan a aparatos electrónicos. Según la revisión de la OMS  «Comprende síntomas del sistema nervioso, como dolor de cabeza, fatiga, estrés, trastornos del sueño, síntomas de la piel como picor, sensación de ardor y erupciones cutáneas, dolor, mialgias y muchos otros problemas de salud.»

Es importante tener en cuenta desde un primer momento -y el documento de la OMS así lo refleja- que nadie duda de que las personas que se identifican a sí mismos como víctimas de HSE estén teniendo los síntomas que dicen tener. La pregunta se refiere a la causa identificada: la radiación electromagnética.

Algunos estudios realizados señalan que a día de hoy 1 de cada mil personas ha notado el efecto adverso de este tipo de ondas. Pero de estudios ya os decimos que hay de dos tipos, os ponemos el resultado contrario de dos de ellos, que aunque parezca que no estaban estudiando lo mismo.

Un artículo reciente en el periódico The Star explica la batalla de una mujer con hipersensibilidad electromagnética, que básicamente vive en una jaula de faraday para evitar los transtornos ocasionados por esta dolencia. Afirman que en ciertas personas son especialmente sensibles a estas radiaciones utilizadas en las frecuencias típicamente usadas hoy en día por la tecnología, como el wifi, los teléfonos móviles o la radio, y según ellos causa estos síntomas descritos con anterioridad de mareos y dolores de cabeza entre otros.

La ciencia, por el momento, y a pesar del creciente número de estudios que se realizan, no logra establecer un vínculo entre la densidad del espectro electromagnético y los problemas de los afectados. También la OMS en sus conclusiones se muestra cauta ante la falta de evidencias científicas y la poca homogeneidad de los síntomas descritos, ya que en la mayor parte de los casos cada individuo expresa unos malestares diferentes al resto.

Además, la atribución de la enfermedad tiene como patrón de comportamiento, en la mayor parte de los casos, un autodiagnóstico en el que los enfermos concluyen por su cuenta que la causa de sus desarreglos son las ondas electromagnéticas, aunque en pruebas ciegas no sepan distinguir la existencia o no de campos electromagnéticos de diferente densidad.

La mayor parte de expertos, con algunas excepciones, considera reales los síntomas de los individuos electrosensibles, pero los achaca a problemas psicológicos de origen ansioso y prescribe tratamientos de conducta y análisis. Es decir que estas personas estarían encarnando su ansiedad y su sufrimiento en el electromagnetismo cuando en realidad su problema es de índole emocional. De hecho en el Reino Unido ya se ha establecido un protocolo de tratamiento ante lo que se considera un trastorno de tipo ansioso, pero no por ello menos grave.

No en vano, con toda la controversia actual con este tema, más de 250 colectivos han pedido que los colegios españoles retiraran de las aulas sus instalaciones wifi por considerarlas perjudiciales para la salud de los niños. Evidentemente, la petición volvió a dar empuje al debate sobre si es realmente necesario realizar este tipo de advertencias y si organismos como los de dicha propuesta solo causan una alerta injustificada y sin evidencias. La verdad es que la discusión se le ver recorrido duradero y que ha dado lugar a un panorama fuertemente dividido entre aquellos que consideran que el problema es lo suficientemente serio como para generar alarma y quienes califican el debate de oportunista y sin lógica.

mapawifi (1)

Hay, sin embargo, quienes comparan el mal causado por las radiaciones de aparatos como el router wifi o el teléfono inalámbrico con el generado por sustancias como el tabaco o el amianto. Y no les resulta un paralelismo alarmante.

Finalmente explicar que el electromagnetismo es una de las cuatro fuerzas fundamentales del universo. Es algo de lo que no nos podemos librar. El propio planeta en sí es un inmenso imán. Ni todos los aparatos eléctricos existentes en el planeta juntos generan un campo magnético de la magnitud del que posee el planeta de manera natural, ¿el wifi es distinto?…

Nosotros realmente no sabemos realmente si es o no psicológico o por el contrario es físico, pero en cualquier caso suena raro que los niños no muestren esta dolencia cuando están todo el día delante de tablets y teléfonos, y en cambio sean los adultos que menos les gusta la tecnología en la mayor parte de los casos los que notan esta alergia al wi-fi

Si alguien sufre esta dolencia, haz una entrada en el blog y explícanos algo más.

Rate this post

2 Comments on "¿Alergia al wi-fi?"

  1. Desde hace tiempo noto que mas tiempo uso un teléfono movil, peor siento luego ( la sensación como si fuera tengo una insolación – dolores de cabeza, malestar general). Ahora hablo solo con altavoz ( para no quemar el cerebro). Lo mismo pasa si estoy trabajando con un ordenador mas de una hora ( mas o menos). En el articulo menciona que a los niños no afectan ondas electromagnéticas, – pues sí que afectan. Pero la velocidad con que recuperan células de los niños son mucha mas alta que de una persona adulta. Por eso, creo, niños no notan tanto el efecto negativo usando ordenadores, móviles etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*