Mantenimiento de las impresoras y los cartuchos

Cómo cuidar y mantener tu impresora

Alargar la vida útil de una impresora es posible. Para ello, hay que tener en cuenta el mantenimiento y el uso correcto que a lo largo del tiempo se da a este dispositivo. Por este motivo, a continuación os ofrecemos una lista de consejos para cuidar y mantener vuestra impresora, tanto en el caso de las impresoras láser como de las de inyección de tinta.

Es importante informarse correctamente. Y para llevar a cabo este paso solamente hace falta leer las especificaciones que cita el fabricante, fundamentalmente aquellas que están contenidas en las recomendaciones del manual de uso que aluden a las páginas impresas. Así conocerás de primera mano cómo debe realizarse el cambio de consumibles, por ejemplo.

Al referirnos al cuidado de una impresora de tinta, es prioritario, en primer lugar, conocer que la tinta se seca con el paso del tiempo, por lo que es aconsejable imprimir algún documento al menos una vez por semana, y utilizar tanto el cartucho de tinta negra como el cartucho de color.

limpiarimpresora

Asimismo, es importante mantener los cabezales limpios, por lo que sacar los cartuchos y limpiar estos elementos con un trapo ligeramente humedecido con agua es una opción más adecuada para conseguir este objetivo.

También es muy frecuente que este modelo de impresora se vea afectado por un atasco de papel. En estos casos, lo importante es sacar el papel suavemente, ya que muchos de nosotros tenemos por costumbre sacarlo de un tirón y se trata de una acción con la que se puede partir alguna pieza. Para mantener tu impresora de manera eficaz y prolongarle la vida más tiempo también debes considerar el cuidado regular de la bandeja de papel. Esto se debe a que se trata de un componente que a lo largo de la vida útil de la impresora acumula pequeños trozos de papel, de modo que es difícil conseguirlos sacar cuando se acumulan.

De la misma manera, si un usuario no va a utilizar la impresora durante un tiempo prolongado, lo más coherente es mantenerla apagada. Así, además de ahorrar en electricidad uno se evita posibles fallos eléctricos.

En lo que respecta a las impresoras láser, todos los expertos coinciden en señalar que lo principal es mantenerlas limpias, ya que la mayoría de los problemas surge cuando el tóner queda suelto en la máquina, originando defectos en las copias. Para limpiarlas, hay que echar mano de las indicaciones que ofrezca cada fabricante.

No obstante, existe una serie de pasos comunes como desenchufar la impresora con tiempo suficiente para que sus componentes se enfríen; retirar las bandejas del papel; retirar el tóner y colocarlo encima de una hoja para evitar manchar; limpiar los rodillos y el interior con un trapo ligeramente humedecido; Como parte del proceso de limpieza también te aconsejamos que evites el agua, y que este no se filtre por ningún recoveco. Para que esto se produzca utiliza un textil ligeramente humedecido, que se encargue de quitar el polvo que siempre se acumula sobre estos dispositivos. Volver a colocar los elementos extraídos y probar a imprimir así como a verificar la calidad de dicha impresión.

Resumen: La vida útil de una impresora depende en gran medida del uso y mantenimiento que se haga de ella. Por eso, a continuación os ofrecemos algunos consejos muy útiles para el cuidado de las mismas.

Cómo cuidar los cartuchos de la impresora

El cuidado de una impresora pasa por el correcto cuidado de sus cartuchos de tinta, tanto si se trata de una impresora láser como de un modelo a inyección de tinta. Es por ello que a continuación analizamos cuáles son los pasos que se han de tener en cuenta para cuidar los cartuchos de la impresora y, con ellos, prolongar el uso del aparato.

Básicos para que no se estropeen los cartuchos de la impresora

  1. En primer lugar, no se debe dejar que el cartucho se quede completamente sin tinta. De lo contrario, este consumible se quemará si llega a utilizarse con la cantidad insuficiente de tinta. Es por ello que debemos de contar con cartuchos de repuesto a mano. Además, si el cartucho marca vacío, es importante cambiarlo lo antes posible, pues no puede guardarse de manera indefinida.
  2. En el momento en que aparezcan líneas o puntos que no sean de origen, se debe limpiar el cabezal de impresión del cartucho. En este proceso no se deben tocar los dedos sino el ciclo de limpieza de la impresora. En paralelo, tampoco es adecuado agitar el cartucho ya que este proceso no solo lo puede hacer dañar sino imposible de rellenar.
  3. Del mismo modo, no se pueden dejar los cartuchos en vehículos calientes, ya que la tinta se daña automáticamente, expandiéndose y quedando inservible.
  4. Se deben mantener los cartuchos en un lugar donde puedan estar en posición vertical, pues de lo contrario los colores pueden contaminarse entre sí.
  5. Por último, pero no menos importante, una vez que cada uno de estos cartuchos de impresora sean instalados se ha de imprimir por lo menos dos páginas de documentos con el fin de que estos cartuchos se asienten.

Consejos para el buen mantenimiento de los toners.

  1. En lo que respecta a los cuidados de los toner de impresora láser, hay que partir de la base de que no se debe intentar abrir el cartucho .
  2. No es aconsejable dejar este tipo de consumibles en vehículos durante mucho tiempo, pues se puede distorsionar el plástico.
  3. En tercer lugar, para que los tóner duren el mayor tiempo posible, han de estar guardados en lugares con temperatura ambiental.
  4. Es importante saber que, algunas partes del tóner cuentan con especial sensibilidad a la luz, por lo que pueden dañarse si se exponen a esta.
  5. Una vez que el cartucho láser se deba vaciar, este es preferible que se guarden en su bolsa y caja original, por lo que estos no se deben tirar. Por último, se ha de llevar a reciclar el cartucho lo antes posible.

Instrucciones de uso para los cartuchos de tinta reciclada

consumibles en quecartucho.es

Los cartuchos de tinta reciclados suelen ir cargados al máximo. Una costumbre de los fabricantes de este consumible que, sin embargo, genera muy a menudo fugas de tinta. Por ello, es interesante tomar una serie de precauciones para que estos cartuchos no den ningún problema.

Así, la tinta suele soltarse al quitarle el clip del envoltorio, por lo que en ese momento es muy adecuado contar con una servilleta a mano para limpiar el excedente de tinta. Esta limpieza se lleva a cabo con una servilleta húmeda y algo de alcohol, así como teniendo especial cuidado en limpiar todos los contactos y evitar poner el cartucho manchado en la impresora.

En paralelo, otro aspecto importante a tener en cuenta, en el caso de que exista más de un cartucho en el hogar, es almacenarlo apoyado sobre la base del clip. De esta manera la gravedad hará que se inunden las tintas de los inyectores, eliminándose de forma natural las posibles burbujas de aire.

También puede suceder que la impresora indique mensaje de error a pesar de que el cartucho ha sido recientemente colocado. En estos casos se debe sacar el cartucho, limpiar a conciencia los contactos eléctricos con alcohol y volver a colocarlo de la manera correcta. La existencia de estos errores, por otro lado, son debidos a que se ha tocado los contactos eléctricos o se han cargado de electricidad estática.

En paralelo, hay que tener presente que si el cartucho no ha estado correctamente almacenado lo normal es que no imprima bien las primeras páginas. Cuando esto ocurre, se debe optar por imprimir varias páginas y, si sigue manteniéndose el problema, dejarlo reposar varias horas y volver a probar a imprimir, ya que en ese momento funcionará como es debido.

Si el cartucho no ha estado bien almacenado es normal que no imprima bien las primeras páginas, en este caso, pruebe a imprimir varias páginas, si sigue imprimiendo con falta de calidad, deje reposar varias horas y pruebe a imprimir, en este momento ya lo hará correctamente.

En esta línea, se debe tener en cuenta que los usuarios de este tipo de cartucho tienen que realizar varias impresiones a la semana pues de lo contrario los cabezales se pueden secar y los cartuchos, dejar de imprimir correctamente. Finamente, hay que contar con todas las posibilidades que le pueda suceder al cartucho, motivo por el que si coloca y la impresora no trabaja bien es posible que debido al exceso de frío o calor esta se haya cuajado. Cuando esto pasa, se debe meter el cabezal en agua templada, de modo que la tinta se deshaga y a partir de ahí la impresora trabaje correctamente.

Una curiosidad: La impresora gasta más cuanto menos la usas.

Uno de los principales inconvenientes de las impresoras a inyección de tinta es el precio de sus consumibles. Aunque este problema se solventa con la aparición de alternativas en el mercado, como son los cartuchos reutilizados o reciclados, lo cierto es que son muchas las incógnitas que surgen en torno a ellas.

De hecho, existe una corriente crítica de expertos que señala que el consumo de las impresoras a inyección láser supone un mayor coste para el dueño de este aparato cuando precisamente este hace un uso esporádico de él. Es lo que nos planteamos analizar en este post.

printer-27575_1280Así, en opinión de estos expertos, con marcas importantes de fabricantes de impresoras a la cabeza, es que si utilizamos con poca frecuencia nuestra impresora esta decisión puede suponer en muchas ocasiones una repercusión negativa en el funcionamiento del aparato.

 

Es por ello que según un estudio recientemente elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia que el consumo de tinta adicional puede llegar a suponer hasta un aumento del presupuesto en el hogar para este concepto de un 500%.

Esta diferencia se debe a los distintos consumos de tinta que se pueden realizar, si se compara una utilización intensiva de los aparatos en el hogar con un uso de carácter esporádico, que se realice solo de vez en cuando.

Así, el caso de los modelos de Canon son los que nos devuelven un mayor porcentaje de diferencia: en estos casos, además de un 500% más elevado, los distintos usos de la impresora generan en los dueños de estas un gasto extra de 200 euros anuales si se realiza de manera esporádica.

Más concreto: el gasto anual de tinta de las marcas para 400 páginas anuales en el caso del uso intensivo osciló entre los 40 y 50 euros. Por el contrario, para el uso esporádico el abanico aumentó, siendo este de entre 50 y 250 euros. Toda una constatación de que no siempre lo poco termina resultando lo mejor a lo largo del tiempo.

La metodología seguida, por último, fue la impresión de 20 páginas de texto y 10 a color durante un periodo de cuatro semanas. Entre cada periodo de tiempo la impresora fue apagada, y posteriormente se pesaron los cartuchos para analizar la cantidad de tinta gastada.

Conclusión en tres puntos. Limpieza, seguridad y buena tinta.

Uno de los problemas más extendidos entre los usuarios de impresoras en el ámbito doméstico es la cantidad de problemas que surgen con estas y la relativa corta vida que tienen. Es por ello que tanto las marcas fabricantes como los especialistas en arreglarlas recomiendan antes que nada, hacer un buen uso de las impresoras, independientemente de que estas sean láser o de inyección de tinta.

Primera clave: limpieza.

Ello se debe a que las impresoras necesitan una serie de cuidados para que trabajen de manera correcta, independientemente del modelo que sea. Y es que de lo contrario no se consigue que las impresiones sean de calidad. Por eso, hay que tener en cuenta una serie de consejos en lo que respecta a la limpieza, seguridad y consumibles de ellas.

En lo que respecta a la primera categoría, la limpieza de una impresora es vital, tanto a nivel interno como externo. Lo mismo que cualquier otro dispositivo electrónico necesita de un cuidado regular, del que forman parte las revisiones periódicas, el cambio de piezas por impresiones o la limpieza de los cabezales.

Segunda clave: Protección técnica.

De igual manera, los expertos recomiendan mantener la protección activa de las impresoras. Esta práctica es fundamental si se quiere prolongar la vida de una impresora doméstica ya que de nada sirve que se le hagan cuidados de mantenimiento o que se utilicen los mejores consumibles si alguien no presta atención a los datos.

¿Y esto como se lleva a cabo? Protegiendo la impresora a través de las herramientas de seguridad necesarias, tanto soluciones adaptadas como recursos propios son bienvenidos en este sentido.

Tercera clave: calidad en la tinta

Finalmente, como tercera clave se recomienda a los usuarios de impresoras en el ámbito doméstico que atinen con el uso de los consumibles de sus impresoras y si bien declinan la opción de los consumibles originales, porque se les va del presupuesto, deben ser conscientes de la importancia de que los reciclados sean de calidad.

Para ello es importante que se fijen en el fabricante y distribuidor, tanto de los cartuchos de tinta como de los tóner, y conocer la calidad del producto y las garantías que ofrecen a los clientes. Solo así se consigue prolongar de manera eficaz la vida de la impresora, constatando la prolongación de su vida útil durante mucho más tiempo.

Mantenimiento de las impresoras y los cartuchos
5 (100%) 3 votes

4 Comments on "Mantenimiento de las impresoras y los cartuchos"

  1. daniel Gonzalez Martinez | 3 diciembre, 2018 en 6:49 pm | Responder

    Tengo una impresora hp 6100 y a la hora de poner cartuchos reciclados me da error. ¿hay algun cartucho reciclado que no de este problema?

  2. Buenas , se pueden quitar los cartuchos de tinta si no se va a usar la impresora en un tiempo? es conveniente hacerlo o mejor dejarlos puesto en vez de retirarlos. Muchas gracias

    • Hola buenos días,

      las dos opciones no son muy buenas. Una impresora para que no se seque la tinta de los cabezales y tenga problemas luego al escribir es necesario que imprima como mínimo algo cada 15 días. Seguramente es mejor que los deje, pero si no imprime durante mucho tiempo es probable que a posterior le de problemas.

      Cordialmente

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Optimiza el uso de tus cartuchos

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*