Trucos para buscar en Google

Cómo buscar en Google

Google es el ejemplo perfecto de compañía que ha pasado a formar parte de nuestra vida sin casi darnos cuenta. El gigante americano se ha vuelto con el paso de los años un imprescindible en el día a día de cada persona, ya que es la puerta de entrada a Internet para la gran mayoría de sus usuarios. Google pone a nuestra disposición multitud de herramientas y la búsqueda de contenidos siempre ha sido su producto estrella. Sin embargo, una gran parte de estos mismos usuarios no le sacan todo el partido disponible a la función de búsqueda de Google, que dispone de multitud de pequeños trucos y comandos para realizar su función de manera óptima. ¿Cansado de no poder encontrar lo que buscas o de tener que perder el tiempo en enlaces que no se ajustan exactamente a lo que necesitas? Con estos consejos te convertirás en todo un experto a la hora de “googlear” eficientemente.

Herramientas del motor de búsqueda

Tratar de explicar cómo funciona Google daría para un artículo mucho más extenso que este y además bastante incompleto, ya que el funcionamiento de sus algoritmos de búsqueda y bots de rastreo son secretos muy celosamente guardados por la compañía. Sin embargo, las herramientas del buscador son tremendamente sencillas y nada secretas, y nos facilitarán la vida en más de una ocasión.

En primer lugar, si queremos realizar una búsqueda exacta deberemos encerrar la frase en cuestión entre comillas. Así pues, si buscamos “cómo operar en corto con acciones” nos buscará páginas que contengan exactamente esa frase, con esas mismas palabras y en ese orden. Sin comillas simplemente buscará páginas que contengan esas palabras. En muchas ocasiones ─y gracias a sus algoritmos “inteligentes”─ el resultado será similar, ya que enlazará antes webs con todas las palabras y en ese orden, pero para que no se “cuelen” páginas que puedan no interesarnos es mejor echar mano de las comillas si sabemos exactamente qué frase concreta queremos buscar.

A veces querremos limitar la búsqueda excluyendo específicamente palabras de los resultados finales. Por ejemplo, si estamos buscando algún video en español “de España” y queremos eliminar resultados con español latino tan solo deberemos utilizar el guión (símbolo “menos”) antes de la palabra a utilizar. Por ejemplo, tutorial de PHP español –latino nos ofrecerá resultados únicamente en castellano, al menos en teoría. Por supuesto también podemos limitar resultados en el sentido contrario poniendo el “menos” al lado de castellanoEspaña, etc.

Seguro que en alguna ocasión no has estado seguro de cómo se escribía una palabra y, tras escribirla incorrectamente, Google te ha corregido con la consabida frase “quizás quisiste decir”. Para evitar que el sabiondo de Google te deje en evidencia siempre puedes utilizar el comando “OR” cuando no estés seguro de cómo se escribe una palabra. Por ejemplo, cómo freír un huevo OR güevo. El hecho de que alguien no sepa escribir huevo pero sí acentuar la palabra “freír” ya se lo dejamos a Iker Jiménez. También podemos utilizar el carácter comodín asterisco “*” para que actúe como cualquier palabra cuando no estemos seguros, por ejemplo en a quién madruga * le ayuda. Además, si queremos otorgar la misma importancia en la búsqueda a una palabra y a otra utilizaremos el símbolo de barra vertical, al lado del uno en el teclado. Siguiendo el ejemplo anterior, si no estamos seguros de qué cenar y nos da igual huevos o salchichas podemos escribir ”cómo freír” huevos | salchichas. Como podéis observar los comandos se pueden utilizar de manera conjunta sin ningún problema, en este caso barra vertical y comillas.

Acotar la búsqueda aún más

Por si no tuviéramos bastante con estos trucos para encontrar exactamente lo que necesitamos Google nos ofrece incluso más herramientas para ajustar nuestra búsqueda. Con el comando “site:” realizaremos las búsquedas únicamente en el dominio web que queramos. Así pues, si queremos buscar cómo freír un huevo pero queremos que nos lo explique el gran Arguiñano podremos usar freír un huevo site:www.lawebdekarlosarguiñano.es (esta web no existe, es solo de ejemplo). Si además queremos escuchar su procelosa voz explicando el complicado proceso de elaboración de este plato siempre podremos buscar un mp3 o un vídeo suyo. ¿Cómo? Pues indicar el tipo de archivo que queremos encontrar mediante el comando “filetype:” puede ser una buena idea. Siguiendo el ejemplo anterior podríamos probar con receta Arguiñano cómo freír huevos filetype:mp3.

En ocasiones querremos buscar algo situado entre dos números (por ejemplo, un precio, un acontecimiento en una fecha concreta, una cantidad…). Para ello utilizaremos dos puntos seguidos entre las cantidades. Por ejemplo con alineación Chicago Bulls 1985..1995 nos mostrará resultados entre estas dos fechas, mientras que televisión LG 42..50 pulgadas 400..700 euros limitará los resultados según las pulgadas y euros que nos convengan. Google también ofrece resultados particulares para libros, música y películas. Bastará con utilizar las etiquetas “book:”, “music:” y “movie:”. Merece la pena conocerlos.

¿Lo mejor de todo? La mayor parte de estas funcionalidades están disponibles sin tener que acordarnos de ningún comando desde el apartado de herramientas de búsqueda de la página.

Imágenes y utilidades

Todos conocemos la utilísima búsqueda por imágenes de Google. Sin embargo, esta herramienta dispone a su vez de numerosas formas de acotar la búsqueda para buscar imágenes únicamente de un tamaño concreto, imágenes lineales, en blanco y negro o a color, fotografías, caras, animadas, que se hayan subido en una fecha concreta, con derechos de reutilización o sin ellos… Las posibilidades son enormes y están todas disponibles en la pestaña de herramientas de la búsqueda por imágenes. Una herramienta muy útil también es realizar una búsqueda a partir de una imagen que nosotros mismos escojamos desde nuestro ordenador (o desde un enlace concreto). Esto nos servirá para encontrar imágenes similares, la misma imagen a mejor calidad o incluso para saber si alguien está utilizando sin derecho un dibujo o fotografía que hayamos realizado nosotros.

Además, Google no solo nos ayuda a encontrar lo que necesitamos sino que también actúa como traductor, calculadora… Para probar esto último simplemente tendrás que teclear una fórmula matemática en el buscador y Google te presentará el resultado. Si las operaciones son demasiado extensas o complejas bastará con escribir “calculadora” en el buscador y Google nos “prestará” una. Si lo que queremos es calcular un cambio de divisas con la cotización actual bastará con escribir “converter” o “conversor” y seleccionar las divisas de entrada y salida y la cantidad a convertir. ¡Voilà! Cálculo realizado.

En cuanto al traductor, este tiene su propio apartado en el buscador con todas las opciones disponibles. Sin embargo, para una traducción rápida nos bastará con teclear “translate” o “traducir” antes de la palabra y en la mayor parte de las ocasiones Google nos mostrará la traducción solicitada sin tener que acceder a ninguna otra herramienta. Para frases más largas sí conviene utilizar la herramienta.

¿Alternativas a Google?

A día de hoy Google es imbatible. Nadie nos ofrece tantos servicios ni tan bien programados. Los algoritmos de búsqueda deberían mostrarse impresos en el MOMA de Nueva York porque son auténticas obras de arte de la programación y las matemáticas. Tenemos alternativas como Yahoo o Bing, pero para usar estos motores ─que no ofrecen mejores resultados y sí algunas carencias─ es mejor quedarnos con los californianos de Google.

Entonces, ¿qué podemos querer buscar en una alternativa? A día de hoy solo merece la pena cambiar de buscador por un tema: privacidad. Y es que lo malo de usar Google (y casi cualquier otro buscador) es que estarán guardando datos acerca de nosotros de manera continua. Para mejorar la experiencia de búsqueda, cierto, pero también para saber nuestros gustos y aficiones, los lugares por los que viajamos y, en definitiva, qué productos vendernos más fácilmente. Esto como mínimo. Si la privacidad es un problema para ti puedes usar buscadores que no te rastrean ni guardan datos sobre ti como duckduckgo.com. Te adelantamos que el motor de búsqueda es muy inferior al de Google, pero llegado el caso puede ser una buena elección si decides optar por algo más de privacidad. Para todo lo demás, Google.

 Arriba
Trucos para buscar en Google
5 (100%) 2 votes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*