Comer sano en el trabajo.

La mayoría de los españoles tenemos el mismo problema, sobre todo cuando el trabajo nos obliga a quedarnos a comer en la oficina.

A mí personalmente me pasa que cuando pienso en qué prepararme para comer en el trabajo me provoca una especie como de estrés ya que siempre piensas en comida basura por el hecho de ir más rápido. Pero sí que se puede preparar comida sana y cuidar nuestra alimentación, y por supuesto ser grandes amigos del “tupper”.

 

La mayoría de las empresas donde sus trabajadores se deben quedar a comer, habitúan un espacio, así podremos mantener la comida fresca en la nevera o calentarla en el microondas. Pensad que si nos llevamos la comida al trabajo, también nos ahorraremos unos eurillos 🙂

destacada1Comer bien debe ser algo al alcance de todos los trabajadores, pero no solo es comer bien a la hora de comer, si no también entre horas, lo ideal, es comer fruta y no abusar sobretodo de los dulces o snacks de las máquinas expendedoras. Tampoco deberíamos abusar del té, café o chocolate ni de las bebidas gaseosas.

 

 

no-more-junk-food

 

 

 

El hecho de que estemos trabajando no quiere decir que tengamos que saltarnos una comida. Debemos comer bien, y ¿Qué significa esto? Pues que debemos hacer 5 comidas: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Debemos recordar que si nos saltamos una de estas comidas repercutirá a la larga en nuestra salud y propiciará el subir de peso.

Es fácil saltarse comidas cuándo hay mucho trabajo y no llevamos control, por lo tanto, si eres de esos trabajadores que puedes llevarte la comida de casa, no lo dudes. Aprovéchalo y come bien de una vez por todas.

 

Formas de comer bien:

  • Comer fruta a la hora del almuerzo.
  • Prepara tu tupper por la noche con la comida recién preparada (más que nada por si te da pereza levantarte temprano para prepararte la comida).
  • La comida si es baja en grasa mejor, muchos vegetales, pasta, arroz, etc. Platos que no sean muy elaborados y sobretodo que no dejen la oficina con olor.
  • Beber mucha agua.
  • No abusar de la cafeína.
  • Sobretodo, hay que olvidarse de la bollería industrial, no hay que caer en la tentación de picotear en la oficina con esos productos, pero si nos entra el gusanillo es recomendable comer barritas energéticas o tortitas de arroz, pero ¡solo cuando entre el gusanillo!.
  • Cuando utilicemos materias primas como la ternera o cerdo, debemos comprarla en sitios de confianza y mantenerla siempre a la temperatura adecuada.

Es recomendable planificar un menú para cada día (por semana). Así no estarás pensando todo el rato ¿Qué me hago para mañana?

Podéis optar por un plato o dos, pero lo que sí se tiene que incluir es un alimento de los siguientes grupos: hortaliza o verdura, carbohidratos (pan, pasta, arroz, patata etc…)

Si el plato principal es una ensalada, es mejor llevar por separado por seguridad alimentaria,(en el caso de que nuestra ensalada lo lleve) los productos que sean de origen animal, por ejemplo, atún, los tacos de jamón de cocido, tacos de queso… Para que no se ennegrezca la ensalada es mejor rociarla con un poco de limón.

 

 

imagen-plato-saludableSi eliges carbohidratos (arroz, pasta…)  para comer no es bueno abusar de ellos, sí que es verdad que nos dan más energía pero también podríamos aumentar de peso.

Hay que incluir proteína en la alimentación, pechuga de pollo, atún de lata, pescado, y sobretodo que estén preparados a la plancha, horno, asado o al vapor, con alguna guarnición que se nos haga más apetecible el plato. Evitar que sean empanados, rebozados o fritos ya que pueden resecarse en poco tiempo.

Evitar comidas copiosas, ya que nos pesará el estómago y no rendiremos.

 

 

Los aliños mejor que se añadan al momento de comer, ya que si lo traemos aliñado de casa se quedará mustia.

alino-condimento-bajo-en-calorias

Si tenemos que recalentar pescado o carne, tienen que estar bien cocinados, pero con cuidado de que no se queden muy secos, ya que el microondas lo resecará, y nos atragantaremos.

Cuando nos preparamos la comida podemos hacer otra ración más y lo congelamos, así también adelantaremos para otra semana, pero recuerda que no toda la comida al descongelarla queda bien.

795eae7b-38c3-45b1-90c7-66d9d0c602b6_x365Es muy importante no comer en tupper alimentos crudos o poco cocinados, como huevos, lácteos, mariscos o pescados en alto contenido en grasa, ya que tendremos riesgos a intoxicarnos si no tiene una conservación adecuada.

 

 

 

 

Es importante tener en cuenta que no todas las carnes son igual de buenas, entre cerdo y ternera, elegir siempre ternera, y en este caso hay partes de esta que seria mejor no tomar como el brazuelo, el morcillo o la espaldilla que son carnes bastante grasas, a cambio tenemos el solomillo que apenas tiene grasa. El lomo bajo es muy jugoso y no tiene tampoco demasiada grasa. Es importante por ejemplo tener en cuenta que parte de la ternera se usa para alimentos en que usualmente no sabemos que nos estamos comiendo. Tenemos dos opciones preguntar a nuestra carnicera de confianza con que parte de la ternera se están haciendo las hamburguesas que nos vende o las salchichas o el plan B que sería hacernoslas nosotros mismos, de esta manera las hamburguesas de ternera sabríamos de que tipo de carne son y con ello la cantidad de grasa que contiene. Es una forma de comer más sostenible y más inteligente. Si al acabar de hacer nuestras hamburguesas o albondigas aún nos sobra algo de la carne picada comprada la podemos utilizar para hacer unos macarrones a la boloñesa, los cuales nos irían de lujo incluirlos en nuestro menú laboral.

 

No nos podemos olvidar del postre, la fruta y los yogures desnatados son las mejores opciones. Si elijes fruta mejor que tengan piel o cáscara ya que aguantan más. 

 

Las más delicadas como fresas, albaricoques etc si podéis reservarlas mejor para casa.

 

frutas-compuesta-de-material-en-forma-de-corazon-pas-capas_35-41770

 

A continuación os pongo una guía para saber como prepararos los tupper de manera saludable.

EL-PLATO-SALUDABLE_-HARVARD

 

 

Os dejo un par de recetas ricas, ricas:

 

Ensalada de pasta de maíz con guisantes y judías blancas.

 

10556460_1529424177276630_3333640550645670495_n

 

INGREDIENTES

Pasta

Judías blancas

Guisantes frescos o congelados

Medio tomate natural

1/4 de pimiento verde

1/4 de pimiento rojo

Aceite de oliva virgen extra

Limón

Sal marina

 

ELABORACIÓN

Lo primero de todo, tenemos que hervir la pasta, yo recomiendo el tiempo que indique siempre el paquete, así nos aseguramos que quede al dente. Una vez que esté lista, la pasamos por agua fría.

A continuación, si usamos los guisantes congelados los ponemos en un cazo con agua hirviendo durante unos 3-4 minutos. Si los tenemos frescos los reservamos.

Picamos bien el tomate, los pimientos y los mezclamos con la pasta fría. Añadimos los guisantes y las judías blancas (recordad lavarlas antes).

Aliñamos con aceite, limón y sal y mezclamos bien.

Receta Guisantes con jamón

guisantes-con-jamon-xl-668x400x80xX

 

 

INGREDIENTES (para 4 raciones)

1 cebolla
Aceite de oliva virgen extra
1/2 Kg de guisantes congelados o frescos
Agua
120 g de jamón ibérico en trozos pequeños
Pimienta negra en grano al gusto
Sal

ELABORACIÓN

Picamos bien la cebolla y la sofreímos a fuego lento con aceite de oliva virgen extra. Cuando esté blandita, echamos los guisantes y el jamón, a la vez, removemos y dejamos un par de minutos más.

Añadimos agua hasta casi cubrir los ingredientes, tapamos la cazuela y subimos el fuego. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo, añadimos unas bolitas de pimienta y un pellizco de sal, con cuidado de no pasarnos, ya que el  jamón ya lleva sal. Tapamos la cazuela y dejamos que se vaya haciendo durante unos 20 minutos aprox.

Cuando haya pasado el tiempo, yo lo que hago es probar un guisante para ver si está bien, y para ver el punto de sal. Si no hace falta más cocción, retiramos del fuego. Si vemos que aún está un poco crudo, dejamos más tiempo (siempre tapado y a fuego mínimo). Si vemos que queda poquito caldo y queremos más, añadimos un poco de agua… si no, mantenemos. Debe quedar con un poquito de líquido, que no estén secos, ni nadando en una sopa.

El grado de cocción dependerá de si hemos utilizado el guisante congelado o crudo. De todos modos, es una legumbre que cuece bastante rápido.

 

 

A partir de ahora ya podéis prepararos los tuppers mucho más saludables 🙂

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*